5 actividades para hacer amigos en otro país

Al comenzar tu vida en otro país, es normal que te sientas solo y a veces la nostalgia sea mayor que tu fuerza de voluntad. Sin embargo, con mucho esfuerzo y dedicación para adaptarte encontrarás la clave que te permitirá superar esos momentos y salir adelante.

Existen cientos de actividades a las que te puedes sumar, con la finalidad de obtener aprendizajes y, con ello, un nuevo grupo de amigos. A continuación algunas recomendaciones e ideas para ampliar tu círculo de amistades:

 

Conéctate con inmigrantes

 

Si la comunidad de inmigrantes procedente de tu lugar de origen es muy amplia, es la opción perfecta para dar un primer paso. Busca a través de Facebook, Twitter o blogs aquellas cuentas populares y empieza a ser un usuario participativo.

Small Big Change indica que en estos espacios siempre hay diversas actividades para todos los gustos. Además, no requerirás demasiado sacrificio para relacionarte con nuevas personas porque ellas buscan lo mismo que tú: compartir con otros.

Esta recomendación es especialmente útil cuando se acercan fechas importantes, como la navidad, en la que probablemente no querrás estar solo.

Comienza a unirte a las fiestas, propón una reunión o asiste a muestras de gastronomía tradicional, las cuales son muy comunes en estas comunidades. De esta forma, no solo tendrás más conocidos, sino que disfrutarás de los sabores que seguramente extrañas de tu país.

Internet también puede ayudarte a sumergirte en la cultura de varias naciones y vincularte con quienes emigraron desde allí.

Integrarte a redes de inmigrantes de diferentes nacionalidades, que se encuentren en tu ciudad, es una manera práctica de expandir tu visión del mundo.

 

Inscríbete en un gimnasio o haz actividades deportivas

 

Recuerda que aunque tengas trabajo acumulado en tu nuevo destino, es importante que no descuides tus hábitos alimenticios y evites llevar una rutina sedentaria. Por ello, inscribirte en un gimnasio es la mejor manera de hacer amigos y mantenerte en forma.

Cuando asistas, procura consultar con el personal cuáles son las actividades diarias y escoge la de tu preferencia. La ventaja es que los gimnasios son lugares tan concurridos, que te toparás gente de diversas edades y accesibles a interactuar.

The Telegraph recomienda no iniciar una charla mientras llevas a cabo sesiones de cardio, de pesas u otro ejercicio, porque estarás sin aliento. Aconseja que lo ideal es realizarlo cuando comience tu jornada o al culminarla, y así obtendrás mayor receptividad.

El sitio web del diario inglés sugiere que es prioritario cuidar tu imagen y oler bien para que tus compañeros se sientan dispuestos a conocerte.

Si participas en varias de las propuestas que te ofrece el gimnasio, es común que coincidas con otros miembros y sea más sencilla esta tarea.

Por otro lado, ese deporte que siempre has practicado o te interesa puede ser de gran ayuda para sumar amistades. Los juegos ofrecen facilidades en unir a la gente sin necesidad de hablar demasiado.

Haz una investigación rigurosa sobre los equipos de tu localidad o únete a algún club para incursionar en la disciplina que te guste.

Telf Academy asegura que es una forma de conectarte con residentes, pero también con aquellos inmigrantes que se encuentran en situaciones similares a las tuyas.

 

Clases de idiomas

 

Nunca es tarde para estudiar otra lengua y resulta una motivación perfecta para conocer a nuevas personas.

Cuando no dominas a la perfección el idioma del país al que emigraste o tienes curiosidad por comprender uno en especial, esta es la alternativa adecuada para adquirir un doble beneficio.

Este proceso requiere dedicación, tiempo y apoyo, por lo que tendrás un tema en común con tus compañeros de clases y será menos complicado comunicarse entre ustedes.

Business destinations indica que, en el caso que estés aprendiendo el idioma local, esto será una mayor ventaja para relacionarte con otros ciudadanos y facilitar la convivencia con quienes tratas a diario.

Añade que una gran parte de los residentes se sienten halagados de escuchar a un extranjero expresarse en la lengua oficial del país.

El blog Nationality Unknown explica que lo ideal es dedicar los primeros meses a mejorar tu expresión oral porque, de esta forma, estarás adaptándote a tu entorno sin mucho empeño. Además, es una forma de mostrar respeto a su cultura.

Aconsejamos la búsqueda de un tutor por medio de las redes sociales o en tu escuela. Esa persona se convertirá en un respaldo fundamental en tu aprendizaje y puede informarte de actividades grupales para practicar.

 

Diviértete con tus compañeros de trabajo o estudio

 

No hay mejor forma de entender más sobre tu nuevo país que disfrutar con un guía, que te muestre su modo de vida o los sitios de interés para divertirte.

Intenta conocer a aquellos con los que te relacionas a diario sea en la escuela o trabajo. Cuando hay mucho por hacer, es probable que no tengan tiempo para compartir buenos momentos. Por ello, proponles que te muestren un local interesante y aprovecha para escuchar sus historias.

Thought Catalog asevera que es una buena idea para aproximarte a quienes están en tu cotidianidad, con el propósito de ganar una visión distinta de la cultura regional.

Para iniciar una conversación e invitarlos procura hacerles preguntas abiertas acerca de su fin de semana o sobre lo bien que luce su ropa. Al ahondar en detalles, conocerás sus gustos en pocos minutos y manifestarás tu interés en escuchar.

El sitio web The Muse aconseja que, una vez que ya te hayas familiarizado con los otros trabajadores o estudiantes, no tengas miedo en tomar la iniciativa y hacer nuevos planes fuera del espacio donde conviven.

Si eres tímido o te cuesta animarte, expresa las ganas que tienes de ver alguna película, tomar un café o realizar compras. Deja claro de forma sútil que no te gustaría hacerlo solo, esperando encontrar una respuesta entusiasta.

 

Haz voluntariado

 

Organizaciones no gubernamentales o asociaciones que atienden problemas sociales hay en cualquier rincón del mundo. Utiliza tus redes para ayudar e investiga qué inconvenientes afectan a tu comunidad y cómo puedes contribuir para solucionarlos.

El blog New Life considera que esta es una manera perfecta para reunirte con personas que comparten la pasión de ayudar a otros. Escoge una causa que te preocupe y motive. Posteriormente, contacta a una organización dedicada a ello.

No solo te sentirás mejor de abogar por un buen motivo, sino que en el transcurso tendrás grandes vivencias con quienes poseen propósitos similares a los tuyos.

En ciertos países exigen visas si deseas vincularte con grupos reconocidos a escala internacional, reseña Expat InfoDesk. Por ello, consulta los requisitos con anticipación u opta por escoger asociaciones locales más pequeñas, destinadas a los inconvenientes de la zona donde resides.

Cuando halles un tema de tu interés, consulta con tus vecinos, ellos serán una guía para informarte sobre lo que ocurre en tus alrededores. Además, garantizarás una relación cercana ante cualquier eventualidad, así como también mostrarás tu intención de laborar al servicio de todos.

El trabajo voluntario te dará satisfacciones personales, te ofrecerá otra perspectiva de la sociedad y ganarás más amistades. Por si fuera poco, es un atractivo adicional a tu currículum en cualquier área en la que te desenvuelvas.

 

No te quedes en casa y dedícate a explorar cuáles son las opciones que te ofrece tu ciudad para conocer gente. Cuéntanos las actividades que te funcionaron en este proceso. Recuerda que en Salir del País estamos dispuestos a acompañarte en cualquier circunstancia.

Contenido Relacionado