5 consejos para emigrar solo

Muchas de las personas que desean emigrar descartan la idea por temor a hacerlo solos o por no encontrar a alguien con quien arriesgarse a disfrutar ese momento. Sin embargo, sobrellevar este proceso en solitario no tiene que ser una experiencia traumática.

Con una planificación adecuada y dejando de lado la incertidumbre, mudarte a otro país puede convertirse en una de las mejores vivencias.

Sigue estos consejos y prepárate para convertir en realidad tus proyectos:

 

Sé organizado

Aunque parezca un consejo muy obvio, es importante efectuar una planificación muy detallada, en la cual establezcas tus gastos, lo que harás al llegar, los números de emergencia en tu nuevo país y direcciones de sitios de importancia para ubicarlos en cuanto te instales. Recuerda que debes ser lo más precavido posible ante cualquier inconveniente.

Planear cada uno de tus pasos te permitirá lidiar con los trámites de legalización y contar con los documentos necesarios para efectuarlos con éxito.

El sitio web Life Hacker aconseja que en la lista puedes especificar las tareas pendientes incluso antes de partir, para así eludir preocupaciones sobre deudas u otros asuntos inconclusos.

Si quieres tenerla a la mano, es recomendable usar alguna aplicación en tu celular como Evernote. Cada vez que recuerdes algún tema pendiente por solventar, anótalo para evitar que pase desapercibido.

 

Haz un estudio del lugar

Intenta conocer lo más posible tu próxima ciudad. Investiga sobre las rutas de transporte, las zonas más seguras y los espacios de interés. Si existe la oportunidad de viajar a conocerla antes de mudarte, es una buena alternativa para ratificar tu decisión.

Lo fundamental es que la analices a profundidad para que no te sientas inseguro cuando te toque recorrerla solo.

El portal web Expatica sugiere que es ideal tener presente cómo es el clima en el transcurso del año para tener una imagen realista. Además, recomienda un ejercicio para adaptarte con facilidad: trata de construir con anticipación una rutina en la que vayas al supermercado o  tiendas, con el propósito de visualizar cómo será tu nueva vida.

 

Obtén un seguro de viajes

Aunque este consejo aplica para cualquier emigrante, es indispensable y de mayor importancia cuando te trasladas solo. Los accidentes ocurren todos los días, por lo que es importante tener precaución y estar asegurado.

Al abandonar tu nación por cuestiones de trabajo, es probable que el empleador asuma este trámite, pero no olvides consultar esta o cualquier otra duda. Cuando tus planes están condicionados a ahorros, bastará con un seguro de viaje tradicional, señala Chess Moving.

La mayoría de las pólizas solo cubren de seis meses a doce meses. Una opción propuesta en Life Hacker es adquirir dos consecutivas y pagar la otra en tu destino. Sin embargo, esta decisión es personal. Todo dependerá de las ofertas que consultes y cual consideras más conveniente en tu caso particular.

 

Crea una estrategia para conocer gente

Viajar solo no significa que este estatus será permanente. Por ello, es importante saber cómo puedes interactuar con otras personas y crear amistades.

Huffington Post plantea conectarte con los expatriados, quienes entenderán cada una de las situaciones que te resulten novedosas y te guiarán en cuanto surja alguna incertidumbre. Esta alternativa te permitirá vincularte con espíritus afines, que han atravesado momentos similares a los tuyos.

Toma la iniciativa y no esperes que nadie te busque. Los peores enemigos de un inmigrante son la soledad y el aburrimiento, entonces anímate a emprender alguna actividad y rodearte de gente.

 

Tu seguridad es fundamental

Si vas a alquilar antes de irte, recuerda hacerlo a través de sitios confiables y no transfieras dinero sin haber cerrado un contrato. De esta forma, serás menos propenso a ser parte de una estafa.

Empezar un nuevo capítulo es apasionante, pero no dejes de lado tu seguridad personal. Sé cauteloso y distribuye tus ahorros en varios lugares, en caso de que extravíes tu monedero o sufras un robo.

Con el transcurso de los días empezarás a ser más independiente, así que procura transitar por áreas muy concurridas o caminar ligeramente detrás de alguna persona, reseña Huffington Post. La precaución es la clave para desarrollar tus jornadas sin conflictos.

No te cierres a la oportunidades que te da la vida, por temor a emprender retos en solitario. Empieza a hacer la lista de lo que necesitarás para este nuevo trayecto hacia la autosuficiencia. Consulta más detalles sobre cualquier iniciativa como inmigrante en Salir del País.

 

Contenido Relacionado