Consejos para prepararte emocionalmente antes de emigrar

Emigrar es un paso que está lleno de incertidumbre, por lo que el temor y las dudas son inevitables aunque ya hayas tomado una decisión. Por ello, es importante que no te dejes ganar la partida por la nostalgia y abras tu mente a las nuevas oportunidades que de seguro encontrarás en tu nuevo destino.

A continuación algunos consejos que te ayudarán a mantener tu estabilidad emocional antes de emprender ese viaje:

Aceptar la distancia

 

Antes de partir, es necesario internalizar que es probable que no veas a tus familiares o amigos en mucho tiempo. En el nuevo país, tu estilo de vida será totalmente diferente y es necesario ver estos retos como una oportunidad para crecer.

Emigrar es un proceso más complejo que solo escoger un nuevo hogar. El sitio web MindHowYouGo realizó una encuesta a sus usuarios, en la que quedó en evidencia que el 71% de los entrevistados consideró que la experiencia de emigrar fue más difícil de lo que esperaban.

La psicóloga y terapeuta estadounidense Elizabeth Sterling asegura que, si bien estarás lejos de tus seres queridos, es importante tener en cuenta que podrás ampliar tu lista de amistades.

Sterling aconseja que te plantees unirte a clubes que compartan tus intereses, tomar clases o contactar a grupos religiosos en los que puedas conectar con personas al llegar a tu destino.

Las ventajas de los cambios

 

Los cambios no siempre son sinónimo de que algo malo pasará. En tu nuevo país conocerás una nueva cultura, sabores exóticos y saldrás de tu zona de confort.

Si quieres que tu proceso migratorio sea exitoso y puedas aceptar las dificultades que se te presenten en el trayecto, es fundamental observar con entusiasmo todas las posibilidades que tendrás antes de materializarlo.

El sitio web especializado en tips de vida, LifeHack, recomienda asimilar los posibles obstáculos como una manera de superar los límites personales, con el propósito de ser una mejor persona.

El portal propone que hagas una nota antes de viajar con un mensaje positivo escrito por la mejor versión de ti mismo. Si llegases a sentir ganas de tirar la toalla cuando ya hayas viajado, acude a ese texto. Lo irónico es que puede que ni siquiera lo necesites.

Conéctate con lo mejor de tu nuevo país

 

Sin importar cuál sea el destino que escogiste, seguro tendrá infinidad de paisajes y lugares para el entretenimiento. Aunque hayas realizado la búsqueda, amplía tu investigación y haz un dibujo mental de las calles cercanas, centros comerciales, bares, discotecas que te gustaría visitar.

Siente, desde antes de estar allí, que ya conoces tu nuevo hogar. Esta técnica te permitirá familiarizarte y el impacto al cambio de ambiente será más leve.

El sitio web de viajes y modas A pair and a spare invita a que indagues no solo sobre sitios, sino sobre la gente que ha realizado un proceso similar al tuyo.

Los foros son una de las alternativas para aprender, no solo de las historias de éxitos, sino de los fracasos para así tener en cuenta cómo puedes evitar que te ocurran.

Además, puedes solicitar consejos para moverte con facilidad por la ciudad o dónde conseguir descuentos para tus compras y así minimizar tus gastos.

Mantén los pensamientos positivos

Es importante que te repitas a ti mismo por qué decidiste tomar la decisión y cuáles son las ventajas que aportará esta experiencia en tu vida. Si tienes esto claro, no habrá dudas al momento de las despedidas,  aunque la tristeza y la nostalgia serán inevitables.

Cuando conoces a cabalidad tus metas y lo que necesitas para llegar a ellas, cualquier inconveniente que surja no te hará desistir de tus propósitos sino que te dará impulso.

La psicóloga Sterling vincula la sensación de inseguridad en una frase “Uno de los mayores beneficios de emigrar es el hecho de que representa un nuevo comienzo y un nuevo entusiasmo”.

Si esta premisa está clara, podrás superar cualquier pensamiento negativo que se cruce en tu vía al éxito.

Lidiar con tantas sensaciones ante de dejar tu lugar de origen es una tarea complicada. Lo importante es nunca perder el norte de cuáles son tus objetivos en el nuevo país y esperar con esa ilusión de niño todo lo que vendrá. No te quedes con la incertidumbre y anímate a añadir una nueva experiencia en tu vida.

Contenido Relacionado