Consejos para emigrar a países con idiomas diferentes

Emigrar a países con idiomas diferentes es todo un reto, ya que no solo enfrentarás un cambio en la cultura, estilo de vida y sociedad, sino que también tendrás que poner a prueba tu capacidad de expresión y entendimiento.

Son muchos los que descartan algunos destinos por no sentirse capaces de adaptarse a una nueva lengua. No es necesario, a veces basta con llenarte de valor y prepararte con anticipación para esta gran vivencia, en la cual obtendrás conocimientos adicionales muy útiles en tu desempeño profesional.

 

 

Toma clases del idioma

Aunque parezca muy obvio, hay quienes creen que es mejor capacitarse al llegar al nuevo país y acelerar el aprendizaje por medio de la interacción con los locales. Cuando tu único proyecto es estudiar, esta es una buena alternativa, pero no ocurre lo mismo si tu ideas es establecerte y trabajar en ese mercado.

Al emigrar, el tiempo es oro. El presupuesto se agota con el pasar de los días, debes costear residencia, manutención y transporte, por lo que lo ideal es que te comuniques con facilidad y así no dudarán en contratarte. El idioma tiende a ser una limitación.

Un artículo publicado en Forbes indica que el haber estudiado el lenguaje previamente, facilita la transición y la convierte en un poco más amigable. Posteriormente, solo tendrás que adaptarlo a los modismos para ser coloquial en las situaciones que lo ameriten.  

Por otro lado, ser bilingüe te potencia como un candidato competitivo para obtener becas e incluso ofertas que te permitan mudarte con un trabajo.  Actualmente, hay múltiples opciones, cursos de verano, en línea, clases particulares y los institutos convencionales.

En internet, encontrarás sitios web especializados en esta área que te ayudarán a practicar de forma gratuita o bajos costos. Consulta nuestro artículo sobre este tema e inscríbete en estas comunidades virtuales.

 

Interactúa con residentes

No hay mejor manera de transformarse en un experto en un idioma que la interacción. Anteriormente, se requería un tiempo para establecer extensas charlas con nuestros compañeros de trabajo o crear lazos de amistad. Ese aspecto ha cambiado, el internet te permite acceder a diversos grupos que se ajustan a tus gustos, y que son en otro idioma.

Evita lo grupos de inmigrantes. Si quieres poner a prueba tu nivel de conocimiento, usa este medio para conectarte con residentes del país al que viajarás, cuéntale tus planes e interés que tienes por el lugar y pídeles algunos consejos.

Polyglot dream sugiere utilizar Couchsurfing, una plataforma sin costo en la que tienes la posibilidad de contactar con ciudadanos locales, así como a asistir a eventos donde compartirás tus experiencias, anécdotas y te divertirás.

El objetivo es que entiendas que el idioma es indispensable para la adaptación al entorno. En caso de que seas tímido o no te sientas cómodo, una vez que llegues, puedes unirte a equipos deportivos, grupos musicales o llevar a cabo actividades que te relajen. De este modo, es sencillo iniciar una conversación por los temas en común.

Cuando no deseas mudarte solo, opta por un roomie local. Seguramente no encontrarás una mejor persona que él/ella, debido a que necesitarás hablar en su idioma. Una ventaja es que si requieres consejos básicos para las compras o desplazarte por la ciudad, lo tendrás a unos pocos metros de distancia.

 

Leer en el idioma

Un ejercicio perfecto para poner a prueba tu comprensión, es empezar a consumir material que esté en el nuevo idioma. Es un método recomendado cuando estás tomando clases y quieres evaluar cuán útiles han sido o sí deberás reforzar algunos puntos.

Los libros son un mecanismo muy valioso porque podrás memorizar vocabulario y te entretienes. Al cerebro se le hace más fácil recordar mientras ve las cosas y se acompaña con señales o imágenes, reseña Fluentu.

En cuanto a las palabras, te permitirá ampliar tu expresión por medio de sinónimos o a construir oraciones con otros términos cuando se te dificulte concretar una idea. Piénsalo…¿Hay algo que sea tan incómodo como intentar comunicarte pero que no puedas ya que olvidaste como se dice una palabra? Leer hará que empieces a pensar en el idioma, sin traducir.

Una clave es combinar distintos medios de aprendizaje. Cuando te resulte sencillo leer, comienza a escuchar música o a ver películas sin subtítulos. Con estos consejos, irás cubriendo todos los frentes: gramática y expresión oral.

Ten presente que asistir a clases no basta. Es primordial, un esfuerzo de tu parte en el que repases el contenido y lo comiences a hacer parte de tu cotidianidad.

 

Conoce la cultura

La cultura de una nación tiene una relación directa en el idioma y en el modo de ser de sus habitantes. Por ello, es indispensable que conozcas las variaciones que ocurren entre territorios e, incluso, las que existen entre ciudades.

El aprendizaje de un idioma no está completo si no estás al tanto de qué hay detrás de él. Explorar la historia de ese país, de su riqueza, gobiernos y la gente solo es comparable a vivirlo. Es la manera apropiada de que te sientas conectado a ese ambiente y aprecies las oportunidades que te brinda.

Un ejemplo muy claro de ello es América Latina. Pese a que en la mayoría de sus lugares se habla español, cada uno tiene sus modismos, proverbios y encierran anécdotas interesantes. Limitarte a hacerte entender y que te entiendan, es perderte el lado más valioso de esta aventura.

Hay quienes lanzan propuestas arriesgadas y aconsejan aprender culturas, no idiomas. Sin importar cuál sea tu perspectiva, no dejes la curiosidad de lado. Si escogiste esa ciudad para ser residente, es porque te cautivó .

 

El aprendizaje de idiomas diferentes al tuyo te transformará en una persona más sensible a lo cambios, tolerante e independiente. Anímate a tomar clases y contáctanos si necesitas sugerencias sobre escuelas o institutos en el extranjeros.

publicidad_blog_entries publicidad_blog_entries

Contenido Relacionado