Consejos para hacer más entretenido los vuelos largos

Los vuelos largos pueden ser aburridos, incómodos y agobiantes cuando viajas sin demasiados lujos. No todos disfrutan estar en un avión durante tantas horas porque resulta agotador, por eso te brindaremos algunos consejos para volverlo una experiencia relajante.

Antes de partir, haz una lista de las posibles actividades que te ayudarán a aprovechar esas horas. Si necesitas ideas, te presentamos algunas recomendaciones para hacer el viaje más entretenido. De ahora en adelante, empezarás a tener otra perspectiva de estas experiencia.

 

Los vuelos largos pueden ser una experiencia entretenida y relajante si así te lo propones. Revisa nuestros consejos y prepárate para tu próximo viaje

 

Escoge un buen asiento

Es importante que te sientas cómodo, por lo que la escogencia del asiento es clave. Si viajas en clase ejecutiva, lo ideal es que selecciones previamente una ubicación que te agrade a través del sitio web de la aerolínea. Cuando esta alternativa no es viable, llega temprano al aeropuerto y durante el check in especifica tu preferencia.

Skyscanner enumera varios criterios y la opción idónea, por ejemplo, aquellos que desean un  sitio para las piernas deben considerar los puestos de las salidas de emergencia o la cercanía con uno de los pasillos; los que quieren descansar, aléjense de los baños o de las zonas donde se encuentran los tripulantes de cabina.

Cuando no tienes seguridad sobre qué te conviene, leer los consejos de los expertos te servirá. Un punto de partida es estar al tanto del modelo de avión. En Seatguru coloca los datos de tu vuelo y la compañía, e inmediatamente te arrojará un plano con las características de los asientos.

Entre los detalles se hace énfasis el confort, si en el sector del avión hay tomacorrientes pregunta cuáles son los entretenimientos que te ofrecen. Además, te sugerirán, sobre la base de esta información, los mejores y peores asiento.

Recopilando los comentarios de tus amigos, los de Seatguru y tus experiencias anteriores hallarás la fórmula para mantenerte relajado.

 

Una opción de entretenimiento

No hay mejor manera que invertir un largo tiempo en algo que disfrutes. Probablemente, siempre estás anhelando tener un espacio para ti, para leer esos libros que compraste o escuchar la nueva música que guardaste en tu ipod.

National Geographic explica que el entretenimiento es fundamental, ya que sentirás que las horas pasarán de prisa. Un libro, un dispositivo electrónico con juegos y películas, el ordenador o música te garantizarán la distracción. No olvides empacarlos en tu bolso de mano.

Aprovecha la lista de largometrajes que te ofrece la empresa aérea. Los pasatiempos como el sudoku, los crucigramas o las sopas de letras también puedes llevarlos contigo.

Si viajas acompañado en un horario diurno, entretenerte será sencillo. Solo tengan una charla sintiéndose cómodo y admiren el paisaje. Viajar con un buen amigos siempre ayuda a aminorar el aburrimiento.

Cuando te sientas agobiado, tómate el tiempo de caminar y estirarte, así no se te dormirán las piernas y evitarás dolores por permanecer mucho rato en la misma posición.

 

Descansa

Sabemos que para algunos dormir en un avión puede ser algo difícil de realizar, debido al espacio tan pequeño en el que te encuentras limitando tu comodidad.

Procura, vestirte con un atuendo cómodo— eso incluye calcetines y zapatos— y recuerda tu almohada. El sitio web Refund.me sugiere probarla en casa para asegurarte que encaje bien y no te lastime el cuello.

La estrategia es combinar las técnicas que usas en tu cotidianidad. Es decir, si necesitas silencio y luz te incomoda, lleva una máscara de dormir y unos tapones de oídos; cuando te acostumbras a escuchar música, ten a la mano tu reproductor.En este último caso, descarga previamente una playlist que cree un ambiente agradable y poco a poco elimine el estrés.

Otra técnica es tomar un té o manzanilla, los cuales son perfectos para disminuir dolores y calmar los nervios. Una vez que estés tranquilo, podrás dormir sin preocupaciones.

Incluye en tu maleta de mano un abrigo, debido a que el aire acondicionado tiende a estar en temperaturas muy bajas.

 

Aliméntate e hidrátate bien

Una alimentación acorde antes, durante y después del vuelo es esencial para que lleves a cabo los planes que tienes en mente y tengas energía. Ingerir alcohol o cafeína es un rotundo “No” cuando tu objetivo es llegar descansado a otro país.

En cuanto a los alimentos que debes consumir durante el trayecto, CNN recomienda pedir una comida especial, lo cual hará agradable el recorrido. Agrega que en la mayoría de los aviones es gratuito.

El motivo es que el menú que ofrecen en ocasiones es pesado y carece de la fibra indispensable para que tu sistema digestivo se mantenga en movimiento. Estamos conscientes que no querrás incomodar a tus compañeros de asiento teniendo que levantarte a cada instante para ir al baño.

La hidratación no es menos importante. Trata de beber varios litros de agua y así evitarás el riesgo de deshidratación. La sugerencia es para todas las fases que integran tu viaje, incluso desde el día antes.

Con un termo vacío, puedes pedirle a la aeromoza que constantemente lo llene de agua. De esta forma, no te faltará.

 

Los vuelos largos son una opción para tener tiempo para ti. Sé positivo y aprovecha la posibilidad de entretenerte y descansar, lo conseguirás con estos consejos. Manténte atento a nuestro sitio web, estamos preparando nuevos consejos para tu próximo viaje.

 

publicidad_blog_entries publicidad_blog_entries

Contenido Relacionado