Consejos para pasar con éxito el control migratorio del aeropuerto

Cuando sales o entras cualquier país existen puntos de control migratorio, donde los trabajadores te preguntan información básica sobre las actividades que llevarás a cabo durante tu estancia, así como también datos personales.

Aunque es un paso que no genera mayor preocupación, varias naciones tienden a ser más estrictas. Además, el hecho de tener planes de emigrar despierta el nerviosismo en algunos y puede que los agentes se tornen incisivos con sus interrogantes.

Si viajas con un visado que acredite que vas por estudios o trabajo sea más sencillo, no obstante, deberás estar al tanto de la duración del proyecto, el nombre del instituto o empresa.

 

 

Memoriza la información primordial

Al pasar por el punto de migración, una de las preguntas más frecuentes es el tiempo que permanecerás en el territorio y la dirección donde te hospedarás. Responde con amabilidad, educación y si lo haces rápidamente, seguro te permitirán seguir tu camino. La confianza es clave.

Por precaución, es aconsejable que imprimas los respaldos, ya sea el pago del hotel, una reservación, ticket de regreso o el contacto del amigo que te recibirá. No lo muestres si no lo solicitan.

En aquellos lugares donde autorizan cambiar tu estatus sin salir, lo ideal es decir que vas de turismo, debido a que realmente es lo que harás hasta obtener los permisos correspondientes. El sitio web Traveler explica que aun cuando tengas otros planes, sin un aval, es mejor no arriesgarse.

Revelar que tu visita es por negocios, detonaría otra serie de cuestionamientos para los que no estarás preparado. Siempre sé honesto y, sobre todo, ten paciencia porque es normal que haya largas filas.

Al llegar tu turno procura mantener la calma, incluso si te piden demasiada información. Una actitud positiva y buena disposición dejará claro que no estás haciendo nada malo y te ajustas a los protocolos que ellos establecen.

 

Compra un boleto por período cortos

Aquellos que optan por legalizarse dentro del país, buscar trabajo o inscribirse en una universidad, deben ingresar como turistas (si así lo reglamenta el país). Adicionalmente, es recomendable adquirir un boleto por pocos días para respaldar la versión que proporcionaste al personal.

Si rigen convenios que te dan libertad de quedarte durante tres o seis meses, compras un pasaje por ese mismo tiempo, plantéate ¿Es creíble unas vacaciones por ese lapso? ¿Qué pasará con tu trabajo en tu lugar de origen? Esto puede levantar sospechas.

Pese a que existan los mecanismos legales para residenciarte, a las naciones—por muy abiertas a la inmigración que sean—no puedes entrar diciendo que careces de un plan concreto. Cuando te reagruparás con algún familiar, tienes un contrato por tiempo indefinido, la nacionalidad o un visado de inmigración, el panorama es distinto.

Esto no es una constante. Hay quienes afirman que estarán largos plazos y transitan con tranquilidad, sin embargo, estar precavido es esencial.

En caso de que desee tantear el terreno antes de decidirte y eludir la burocracia que implica el cambio de itinerario y ticket aéreo, lleva suficiente dinero en efectivo.

Si llama la atención la extensa estadía, es posible que los funcionarios quieran corroborar que cuentas con los medios financieros para sustentarla. El monto que llevas contigo es una pregunta frecuente.

 

Tu imagen dice mucho

Dar una buena imagen a tu llegada, es empezar con buen pie. Quizá no es lo primordial en este proceso, pero recuerda que vivimos en un mundo que juzga por las apariencias y más cuando la persona que te entreviste no tendrá mucho tiempo de indagar sobre ti. En ese momento recibirá una primera y única impresión sobre ti.

No se tratar de exagerar y que sea forzado, sino lucir limpio, afeitado y proyectar un buen aspecto, reseña Turismo Casual. Al acudir al puesto de migración, entrega tu pasaporte, visa (si aplica) saluda y responde solo lo que te pregunten. Las explicaciones de más pueden causar que caigas en contradicciones o luzcas nervioso.

Evitar angustiarte por comentarios en redes sociales o mitos sobre gente que regresaron, según ellos, sin justificación. Ningún país está obligado a permitirte el ingreso si incumples con sus exigencias.

Aunque es una etapa posterior, bajo ninguna circunstancia trabajes hasta obtener las credenciales. Si notificaste que estarás como turista, manténte en ese lineamiento hasta que puedas regularizar tu condición migratoria. Cuando el país no disponga estos beneficios, evalúa otro destino. Mentir te pone en riesgo de ser expulsado.

 

Mantente atento

En los aeropuertos, existe una sección para extranjeros que cuenta con varias taquillas. Mientras permaneces en la fila, sé detallista y observa cuál transcurre con mayor rapidez y cuáles agentes son menores rigurosos con las interrogantes.

Si notas que uno en particular es muy estricto, lo mejor es cambiarte a otra. Una ventaja es que agilizarás el procedimiento y te sentirás relajado. De todos modos, es un último recurso cuando estés inquieto y un poco ansioso.

Hay quienes aseguran que al arribar en la madrugada, los controles son menos estrictos. Es imposible corroborarlo entre tantas terminales aéreas, cada una con sus parámetros. No obstante, es una alternativa, en caso de que busques opciones que te hagan sentir tranquilo.

Thoughtco menciona unas de las preguntas más comunes en los aeropuertos estadounidenses. La lista es reiterativa en otras ciudades del mundo.

-¿Cuál es la razón de la visita?

-¿Dónde se va a alojar?

-¿A quién va a visitar?

-¿Cuánto se va a quedar?

-¿Cuánto dinero trae? Averigua cuánto es el monto por día que establece en cada nación.

-¿Ha visitado previamente el país?

-¿Con cuánta frecuencia está ingresando al país?

 

Pasar el control migratorio en los aeropuertos no tiene por qué ser tan difícil. Si vas confiado y dominas lo relacionado con tu estadía, demorarás unos cuantos segundos. ¿Viajaste anteriormente? Cuéntanos cómo fue tu experiencia. Esperamos ansiosos tu correo.

 

publicidad_blog_entries publicidad_blog_entries

Contenido Relacionado