Cuatro consejos para emigrar con responsabilidad

Seguramente, has escuchado varios consejos para emigrar de otras personas que ya vivieron la experiencia y te animaron a tomar la decisión. Sin embargo, cuando tu plan es establecerte en otro país, lo ideal es ir más allá e indagar sobre las oportunidades que encontrarás y cómo aprovecharlas.

En Salir del País creemos que es un proceso que debe asumirse con tiempo, planificación pero, sobre todo, responsabilidad. De esta forma, lograrás sobrellevar cualquier problema con madurez y evitar otros que puedan surgir.

Por está razón te compartimos cuatro reglas básicas que debes tener en cuenta a la hora de emigrar.

En Salir del País creemos que es un proceso que debe asumirse con tiempo, planificación pero, sobre todo, responsabilidad. De esta forma, lograrás sobrellevar cualquier problema con madurez y evitar otros que puedan surgir. Te compartimos cuatro reglas básicas a la hora de emigrar.

 

Dinero suficiente

Una de las preguntas comunes de aquellos que se encuentran organizando su traslado a otra nación es ¿cuánto dinero necesito? La respuesta no es sencilla porque estará condicionada a cuánto tiempo demore la legalización, qué tan difícil sea conseguir trabajo y si viajas acompañado de otros miembros de la familia.

Para iniciar, es indispensable que investigues cuál es el monto ideal para vivir un mes en tu próximo destino, eso incluye el costo por alquiler, comida y transporte. Anexa cualquier otro gasto importante y ten presente que estos cálculos deben ser hechos tomando en cuenta a cada persona.

Es fundamental que el presupuesto alcance para un mínimo de seis meses sin empleo, aunque dependerá de cuánto tiempo demore tu documentación. Procura elaborar un plan B en caso de que las cosas se tarden un poco más en concretarse.

Cuando quieras tener mayor exactitud en las cifras, los foros de inmigrantes son de gran utilidad. Probablemente, la mayoría te ofrezcan una perspectiva distinta acorde con la situación que vivieron, pero está en ti filtrar la información que te sea útil (mientras más dinero, mejor).

Te recomendamos esperar un poco y reunir una cantidad acorde a tus expectativas en lugar de confiarte e irte sin pensarlo. Esta actitud podría traerte complicaciones u obligarte a regresar cuando las finanzas se agoten.

 

Trámites de tus documentos

En el momento en que escoges cuál será el destino es porque ya tiene datos sobre cómo es la regularización de estatus o las visas que solicitarás. Este paso implica los documentos que consignarás, la demora del trámite y el perfil que se requiere para la aprobación.

Lo principal es acudir a los sitios web del consulado o embajada, descargar la planilla y reunir los recaudos. Ten presente cuál es el lapso para efectuar las gestiones y obtener respuesta. La mayoría de las representaciones diplomáticas sugieren no compran boletos hasta saber si tus permisos fueron aprobados.

En caso de que el trámite deba ejecutarse en el país al que llegarás,haz una revisión exhaustiva de lo que es indispensable llevar contigo. Indaga sobre cuáles son cada una de las tapas y los parámetros definidos para los documentos (apostillado, legalizado o traducido).

El consejos parece obvio, pero es común ver personas que tienen aspiraciones de establecerse en otro sitio pero no tienen idea de lo que hay que hacer, lo que las convierte en potenciales víctimas de estafadores.

Además, desconocen las tarifas del trámite o información básica que está al alcance de un click. Recuerda, investiga y si hay dudas consulta antes de viajar, no cuando hayas emprendido el viaje.

 

Adquiere un seguro de viaje

Con frecuencia hacemos énfasis en la importancia de los seguros de viaje, sobre todo, cuando piensas emigrar. No todas las naciones disponen de un sistema de salud pública, por lo que es esencial estar precavido ante cualquier emergencia.

En nuestro artículo Cómo escoger el mejor seguro de viaje internacional te contamos que hay una variedad de coberturas que puedes escoger. Si viajarás con tu familia existe la posibilidad de contratar una póliza múltiple, la cual es una solución mucho más económica que asegurar a cada persona de tu grupo.

Existen compañías con planes diseñados para emigrantes, debido a que tienen un duración de seis a doce meses. La intención de estos programas es garantizar un respaldo por posibles pérdidas financieras.

Entre los beneficios están propiedad personal; seguro de automóvil; responsabilidad civil y seguro de viaje a corto plazo. Su adquisición debe hacerse antes de establecerse en otro territorio.

Fíjate en que incluya los servicios básicos, específicamente en el tema de salud. Algunos de ellos son asistencia por accidente o enfermedad; medicamentos y odontología; gastos de hotel por convalecencia y regreso anticipado por siniestro en el domicilio.

 

Conoce los puntos de tu ciudad

Quizá no es imprescindible, pero te ayudará a ubicarte en cuanto llegue y saber cuáles son las zonas que gozan de mayor seguridad. Esto es importante cuando estás haciendo una revisión de donde vas a residir y haz una comparativa de los precios.

Adicionalmente, es una ventaja al momento del traslado. No solo agilizarás porque ya estás al tanto de cómo llegar, sino que conocerás la cercanía de los puntos en caso de que quieras tomar un taxi.

Siempre es buena idea, anticiparte a lo que puedas encontrar y definir cuáles son los métodos de transporte económicos, la localización de hospitales, supermercados, universidades y sitios de interés.

No olvides hacer lo mismo con tu traslado desde el aeropuerto, ya que en ocasiones hay otros medio de transporte cómodos y accesibles.

 

Nuestros consejos para emigrar te ayudarán a organizarte con eficiencia en tu plan migratorio. Mantente preparado ante cualquier reto que surja. Recuerda compartirnos tus experiencia y cómo viviste esta etapa. Nos interesa tu historia para inspirar a quienes aún están por este proceso.

publicidad_blog_entries publicidad_blog_entries

Contenido Relacionado