Cuatro curiosidades que te sorprenderán sobre viajar en avión

Viajar en avión es una de las mejores maneras de trasladarnos a otros países, minimizando costos y tiempo. Sin embargo, esta actividad rutinaria guarda una variedad de curiosidades que la hacen no solo divertida, sino también fascinante.

Conoce con nosotros algunos datos curiosos sobre los aeropuertos y los vuelos que te sorprenderá cuando te toque viajar otra vez.

 

 

El vuelo más largo del mundo

A la hora de comprar un boleto, tratamos de elegir uno que se ajuste a nuestras comodidades y aerolínea de preferencia. Si las escalas te causan disgustos, probablemente requieras una ruta directa que evite las largas esperas para abordar o el cambio de avión.

Para complacer a una parte de sus clientes, Qatar Airways realiza un trayecto desde  las ciudades de Doha (Qatar) y Auckland (Nueva Zelanda), lo que representa una distancia de 14.535 kilómetros. Su primer viaje lo llevó a cabo el 2 de febrero de 2017.

Lo curioso es que, por su duración de 17 horas y 30 minutos, es el vuelo más largo del mundo (sin escalas). La mejor parte es que su frecuencia es diaria y está distribuido en dos clases, con  217 asientos de clases económica.

La Vanguardia relata que anteriormente el recorrido de Dallas-Sidney ostentaba el récord de mayor duración (17 horas)y opera con un Airbus A380.

 

¿Se pueden abrir las puertas de emergencia?

Puede parecer una pregunta tonta porque, al final, es una puerta. No obstante, lo que has visto en algunas películas está lejos de la realidad. Si tienes temor de que alguien la abra en medio del vuelo y cause pánico, relájate, simplemente no es posible por la presurización.

CNN en español indica que a una altitud tan elevada esa puerta simplemente no se moverá por una combinación de tres factores: fuerza, presión del aire y diseño, este último impide que cualquier pasajero tenga la ocurrencia de abrirla mientras están en el aire.

Con respecto a la presurización, es la que permite que podamos estar a miles de metros de altura sin que los efectos causen daños en nuestra salud, debido a que dentro de la aeronave los niveles simulados son inferiores a los que están en el exterior.

Una de las ventajas que ofrece es que se produce un cierre hermético, reseña Magnet. Por ello, sería indispensable herramientas mecánicas para intentar abrir la puerta y, aún así, deberías mover lo equivalente a unos 9.000 kilos.

Ten presente que aplica solo cuando estás a una gran altitud. En tierra, durante el despegue o aterrizaje sí se puede, aunque en estos dos últimos casos no estás autorizado a levantarte de tu puesto.

 

Los asientos más cómodos y seguros

Para algunos la elección del asiento es tan importante como la de la aerolínea, fecha y horario. La tendencia más popular es sentarse al lado de una ventana, con la intención de apreciar el paisaje y apoyar la cabeza fácilmente.

Existen estudios que determinan cuáles son los asientos que gozan de mayor seguridad y comodidad. BBC Mundo reseña que aunque los accidentes son diferentes, al igual que los daños, los asientos del medio en la parte trasera de la aeronave serían los más seguros .

No es una fórmula exacta, pero sí tienes miedo a los aviones, quizás esto puede disminuir la ansiedad.

Con relación al confort, probablemente ya estás al tanto de cuál es el área de la clase económica que te da la alternativa de estirar tus piernas, reclinarte y no sentirte tan confinado. La ubicación ideal es entre las secciones del avión o en la fila de la salida de emergencia.

Si no quieres viajar en la misma posición, evita los asientos en una fila de salida o en la parte trasera del avión porque no se reclinan. Para garantizar la tranquilidad, selecciona los que estén alejados de la cocina; cuando estás muy adelante, también eludes el ruido que producen los motores.

 

¿Por qué al despegar y aterrizar se apagan las luces?

Al momento del aterrizaje y el despegue, en todos los aviones se apagan las luces y se debe a una normativa internacional. En ambos momentos es cuando se presenta mayor riesgo de una emergencia.

Bio Bio Chile expresa que la razón es que los pasajeros se acostumbren a la oscuridad o a la luz externa en caso de que ocurra un accidente. De esta forma, les será sencillo guiarse e identificar los carteles luminosos que conducen hacia las salidas de emergencia.

Otro motivo es que busca eliminar cualquier distracción para los pilotos, sobre todo en los vuelos nocturnos.

Por los mismos temas de seguridad durante el despegue y el aterrizaje, el cinturón de seguridad no debe faltar. Adicionalmente, te pedirán usarlo cuando se presenten las turbulencias. Así que sigue las instrucciones del personal de vuelo porque todas las recomendaciones tienen un motivo.

 

Viajar en avión es una experiencia única y diferente, no importa el número de veces que lo hayas hecho. Aprende a disfrutar tus vuelos y acatar los parámetros establecidos por cada aerolínea. En Salir del País seguimos atentos de tus mensajes para hacerte llegar nuevas recomendaciones en cada etapa.

publicidad_blog_entries publicidad_blog_entries

Contenido Relacionado