Cuatro recomendaciones para el día de tu vuelo

El día de tu vuelo es ese que tanto has esperado, que ha generado durante mucho tiempo nervios y ansiedad. Por ello, las aerolíneas ofrecen una serie de consejos para que tomes ese momento con la seriedad que amerita y puedas empezar con buen pie tu plan de emigrar.

Al igual que en tu proyecto es fundamental que prepares un cronograma detallado, en el que especifiques cómo te trasladaras al aeropuerto, cuántas horas antes debes estar y el peso ideal de tu equipaje para evitar pagar sobrepeso. Evita los inconvenientes, sigue estos pasos y disfruta tu viaje.

 

El día de tu vuelo es ese momento que tanto has esperado, así que debes estar preparado. Conoce qué hacer para que todo salga como lo planeaste

 

Llega temprano al aeropuerto

Es uno de los puntos esenciales de cualquier viaje. Los aeropuertos tienden a estar alejados de las capitales o ciudades importantes, por lo que es fundamental salir anticipadamente tomando en cuenta que puede haber tráfico, accidentes en la vía o inconvenientes que te generen retrasos. Procura disponer del tiempo suficiente para resolver.

Las aerolíneas tienen sus parámetros de tiempo. La mayoría de ellas piden estar entre tres horas y dos horas antes en el mostrador y cierran facturación hasta una hora antes del vuelo. Lee las condiciones del boleto en caso de que tengas dudas.

Volemos aconseja revisar el estado de tu vuelo cuando estés por salir de casa. De esta manera, estarás al tanto si está a tiempo, retrasado o fue cancelado. Desde tu hogar será sencillo comunicarte para reprogramar (en caso de necesitarlo) u obtener una respuesta de la compañía por teléfono.

También puedes consultar en el portal web o las aplicaciones. Esta última será de gran ayuda, debido a que te mantiene actualizado en tiempo real sobre los cambios y de las puertas de embarque, lo que te servirá para agilizar el proceso.

No olvides chequear que todo en orden, especialmente con tus documentos. Es mejor invertir unos pocos minutos en hacerlo, que tener que regresar porque los dejaste. Para tu comodidad, lleva tu pasaporte, reservar o copias del boleto en tu bolso de mano.

 

Hacer el check-in en línea

Actualmente, las aerolíneas sugieren a sus pasajeros que realicen el check in en línea con la intención de ahorrar tiempo y tratar de evitar las largas filas. Es posible hacerlo en las aplicaciones móviles o computadoras hasta 48 horas antes del viaje.

Una de las ventajas de este mecanismo es que podrás comprobar que tus datos estén correctos, así como elegir los asientos. El procedimiento es sencillo, visita la plataforma web de la empresa aérea; solo requerirás el código de reserva y el número de tu documento de identidad (DNI o pasaporte).

Al ingresar, busca la opción de  “Hacer check-in en línea” y sigue las instrucciones. Al culminar, se emitirá un Boarding Pass, el cual debes imprimir y presentar en el mostrador. Ten presente que no todas las empresas brindan este servicio, mientras que para otras es la única manera de hacerlo. Averigua previamente cómo será en tu caso.

Una vez confirmes la información, no se te permitirá modificar la reserva. Junto con la tarjeta de embarque, deberás mostrar el documento con el que realizaste el registro.

E Destinos expresa que uno de los beneficios es que, si no llevas equipaje en bodega, podrás acceder directamente al avión.

 

Descansa previamente

Los aeropuertos son sitios donde se desplaza mucha gente, por lo cual es necesario estar alerta a tus pertenencias, los avisos por los altavoces y a las instrucciones del personal. Sentirte con energía y de buen humor será imposible si no descansaste lo suficiente o si la ansiedad no te dejó dormir.

Sabemos que esa noche anterior te sientes nervioso y pasan demasiadas cosas por tu cabeza. Sin embargo, empieza por intentar dormir temprano en una zona habilitada para descansar, lejos de ruidos o aparatos electrónicos que generan distracciones.

Ese día no fumes, no consumas bebidas que incluyan cafeína ni alcohol, todos enemigos del buen sueño, reseña Muy Interesante. Cámbialas por alternativas naturales que te relajen como agua de coco, manzanilla o valeriana.

Trata de sentirte lo más cómodo posible. Para ello, usa una rutina que te produzca calma, por ejemplo, escuchar música, leer un libro o camina.

En caso de que tu vuelo sea en la madrugada, toma una siesta y no olvides poner una alarma. Hay quienes prefieren dormir en el aeropuerto, una opción aventurera, pero que funciona si eres de eso que consigue descansar con facilidad en los aviones.

 

Reserva un transporte

Para llegar al aeropuerto, existen múltiples medios de transporte por la alta afluencia que se presenta en el recinto. Pese a que tienes una variedad entre la cual escoger, lo mejor es dejar de lado la improvisación y estar consciente del que usarás en tu traslado.

Skycanner explica que si vas a optar por las rutas que ofrece cada terminal, lo ideal es comprar el boleto en línea en un horario acorde. Además, deberás investigar cuántas maletas te autorizan a llevar contigo y el costo.

Los servicios privados son una alternativa de mayor precio, pero que pueden ahorrarte tiempo. Consulta con alguna de compañías de taxi de buena reputación y establece una hora para que pasen por ti. El día anterior, comunícate con ellos y cerciórate que tengan tu número de contacto y dirección.

Si prefieres, pídele a un amigo que te acompañe. Al momento de emigrar hay sentimientos encontrados y despedirte es parte del cierre de un ciclo.

Antes de tomar tu vuelo, es primordial organizarte para que todo transcurra con normalidad. Recuerda cada una de estas etapas y prepárate para empezar una nueva etapa como tanto lo anhelaste. Cuéntanos detalles de tu experiencia.

publicidad_blog_entries publicidad_blog_entries

Contenido Relacionado