Consejos para emigrar con mascotas

Las mascotas son parte importante de nuestra vida y muchas veces las dejamos fuera de nuestros planes de emigrar por el desconocimiento sobre los procedimientos que deben realizarse para su traslado.
Aunque en un primer vistazo parezca complicado, con la asesoría suficiente y mucho tiempo de anticipación, lograrás llevar a tu fiel compañero en este nuevo viaje.

 

Investiga cuán bienvenida es tu mascota

En América del Norte y parte de Europa, las mascotas son muy importantes en las sociedades, por lo que existen pocas limitaciones para su acogida. El sitio web Me quiero ir indica que esta apertura es con las especies tradicionales como perros y gatos. Para trasladar animales exóticos como aves o tortugas el control es mucho más estricto.

Por otro lado, dentro de los perros hay razas que están vetadas en algunos lugares. En Montreal (Canadá) prohibieron en octubre de 2016, la posesión, compra y venta de pit bulls dentro de sus límites municipales. Manitoba, una de las provincias del país, no permite pit bulls ni el dogo argentino, según reseña Xataka.

En Estados Unidos, la normativa es muchísimo más amplia y varía por condados. La mayoría de ellos posee restricciones con el pit bull, unas más rigurosas que otras. En Miami Dade (Florida) está vetada esta raza y establece sanciones para quienes infrinjan esta ley. Mientras que en localidades de Kentucky, sus dueños pagan impuestos para mantenerlos.

En el caso del Reino Unido, el fila brasileño, el dogo Argentino, el tosa inu y el pit bull están prohibidos, de acuerdo con el gobierno de esa nación. Las mismas razas tienen regulaciones para su importación en Australia.

Son muchos los lugares con legislaciones muy específicas y severas. Recuerda consultar la información en las páginas del gobierno del país al que emigrarás o en el de la jurisdicción. De esta forma, estarás al tanto sobre cuáles son las complicaciones que existen con tu tipo de mascota.

 

Trámites

Antes de animarte a tomar este paso, estudia cuál línea aérea te ofrece facilidades para el traslado. Algunos de los requisitos cambiarán dependiendo del sitio de origen, aunque por lo general coinciden en que es indispensable contar con los certificados vigentes de vacunas y desparasitaciones, un certificado de salud internacional y un permiso de exportación.

Además, los animales no deben haber pasado por cirugías dentro de los 3 meses previos a la fecha de viaje.

Cuando tu destino es un país de Asia, Oceanía o Europa adicionalmente se exige una constancia de rabia y que se le implante un microchip a tu compañero para rastrear su ubicación. Este proceso se paga en dólares y está apegado a la normativa internacional ISO 11784/85 FDX-B destinada a la identificación electrónica de animales.

Los pasos detallados para cumplir con esta exigencia los puedes encontrar en Comité Internacional de Registros de Animales, el ente encargado de la matriculación. Cabe destacar, que en cada país hay centros veterinarios especializados para esta labor, acude con el médico de tu mascota y consulta cómo efectuar este requerimiento. Según Unicanina, esto demora aproximadamente tres meses.

Con respecto a Europa, si tu traslado es entre estados miembros de la Unión Europea o saliendo de uno de sus países, será necesario un pasaporte veterinario. El sitio web de mascotas Schnauzi responde algunas preguntas sobre su tramitación.

 

Posteriormente, sigue estos pasos:

  • Asiste a un médico veterinario, quien será el encargado de otorgar todos los certificados correspondientes a la salud de tu mascota (vacunaciones y rabias) y el de carácter internacional para perros o gatos. El profesional encargado debe tener licencia y estar acreditado por el colegio de profesionales en su área.
  • Me quiero ir reseña que el certificado de vacunación incluye información sobre la raza, lugar, peso; fecha de vacunación contra la rabia; número de serie de la vacuna y cuál es su período de duración.

Además, la constancia internacional contiene más detalles relacionados con los datos del dueño y la especie; número de identificación del chip; el país de origen y los resultados de los exámenes a los que ha sido sometido.

  • Si el país al que viajarás  posee un idioma distinto, deberás traducirlos con un profesional capacitado y certificado para ello.
  • Acude al ente encargado de agricultura y cría de tu país para formalizar el permiso de exportación. La aduana podría solicitarlo antes de abordar el vuelo y, de no contar con ello, le negarían el acceso a tu mascota, indica Mundo Perro.

 

Requisitos para viajar

Para volar con animales, las compañías aéreas tienen diversas normas y algunas ofertan un número de pasajes muy limitados para ellos. Por ejemplo, Iberia explica que puedes llevarlos en cabina si no superan los 8 kilogramos, pero con una reserva. Otras como Aeroméxico solo ofrecen esta opción cuando la duración del vuelo es inferior a 6 horas.

Es fundamental que tu compañero cuente con un boleto, el cual es mucho más económico que el de un pasajero convencional. Esta información la obtendrás con la aerolínea, quien te indicará cuándo comprarlo y dónde (algunas solo permiten hacerlo el mismo día).

Antes de volar, debes cumplir las siguientes exigencias para lograr trasladar a tu mascota sin ningún inconveniente:

  • Movilizarlo en un transportín o kennel sin importar si viajará en cabina o carga (cuando el peso es mayor a  8 kg o 10 kg dependiendo de la aerolínea).

Mascotas Ya aconseja que la dimensión debe ser del doble de la amplitud de la parte más ancha del lomo y, con respecto a la altura, la misma del perro, tanto de pie como erguido. Añade que debe poseer ventilación y un sistema para evitar que sus canales de aire queden obstruidos al poner el contenedor contra una superficie vertical.

  • La mayoría de los vuelos permiten un traslado de dos mascotas por persona con un máximo de 45 kilogramos mascota/kennel.
  • Cuando tu vuelo tiene una escala, no olvides asesorarte cómo sería el procedimiento con base en estas circunstancias. Si las escalas son muy largas, es probable que tengas que solicitar otros permisos en ese país, donde te requerirán los certificados.

La información más completa sobre cómo llevar a tu mascota contigo la obtendrás de tu aerolínea de confianza. Ten paciencia y consulta cualquier duda con tus opciones para así elegir la que te facilite el proceso. Hoy en día las compañías son más abiertas a recibirlas, por lo que seguro conseguirás variedad en tus búsquedas.

Una alternativa para aquellos que tienen muy poco tiempo es elegir una empresa dedicada a este servicio. Muchas de ellas ofrecen múltiples planes, los cuales te ayudarán desde la tramitación de los documentos hasta el traslado al aeropuerto el día de tu viaje. Escoge una con buena reputación o pregunta a quienes hayan utilizado ese medio.

Antes de abordar, ten en cuenta que no debes sedar a tus mascotas. Unicanina rechaza esta práctica, debido a que si en su organismo ocurre una descompensación, correría el riesgo de morir.
Procura llegar a la terminal aérea con mucho tiempo de anticipación (mínimo tres horas antes) para que las autoridades revisen a tu compañero y los permisos correspondientes a su estado de salud. No olvides tener a la mano el número de un veterinario para cualquier acontecimiento de última hora.

Emigrar con ese amigo que te ha acompañado en tu vida es una de las mejores ideas para no sentirte solo en una nueva etapa. La inversión te garantizará seguir gozando de ese vínculo que han forjado y hacer más amenos tus ratos de nostalgia. Recuerda consultar toda la información con tu aerolínea, con los organismos de tu país y en Salir del País.

Contenido Relacionado