Opciones para legalizarte en Estados Unidos cuando eres indocumentado

Estados Unidos es un país que cautiva a extranjeros por sus múltiples beneficios para emprender, y por las oportunidades que ofrece a nivel social y económico para aquellos que logran convertirse en residentes.

Sin embargo, algunos toman la decisión de emigrar aunque no cuenten con la documentación necesaria para legalizarse o por no encajar en el perfil de los programas de visas especiales que ofrece esa nación.

A continuación algunos consejos para ajustar tu estatus migratorio si ya te encuentras en los Estados Unidos:

 

Asilo Político

El asilo político es la alternativa ideal para quienes huyen por amenazas relacionadas con su raza, opinión política, religión, nacionalidad o por ser miembro de un grupo social particular, indica el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés).

El proceso puede realizarse cuando te encuentras dentro de los Estados Unidos y tienes las suficientes pruebas para demostrar las circunstancias por las que debiste abandonar tu lugar de origen. Antes de comenzar con tu solicitud de asilo, es fundamental que tengas asesoría legal para aclarar cualquier duda.

Cabe destacar, que la petición se debe realizar dentro del período de un año desde su última llegada a EE UU. De acuerdo con el USCIS, el primer paso es descargar el formulario I-589, llenarlo y enviarlo por correo a una de las oficinas de inmigración. Al transcurrir 150 días, el postulante puede tramitar un permiso de trabajo entregando el formulario I-765.

La primera carta que recibirá el candidato es notificándole que se recibió la solicitud. Posteriormente, en un mínimo de dos semanas, recibiría una citación con la fecha de la entrevista, señala la abogada Stephanie Green.

De ser aprobado el caso, podrá comenzar a trabajar inmediatamente y reclamar en un lapso de dos años a su cónyuge y a sus hijos (menor de 21 años y que no esté casado). En caso contrario, el USCIS remitirá el proceso a un juez de Inmigración, quien emitirá un nuevo veredicto independiente del anterior.

Para más información consulta la página del servicio de inmigración o nuestro artículo sobre asilo político en Estados Unidos.

 

Dreamers

Los dreamers son aquellos inmigrantes ilegales que llegaron a Estados Unidos siendo niños (emigraron antes de los 16 años), quienes optan por una especie de semi-legalización para obtener algunas ventajas en varios aspectos sociales en el país.

Para ello, debe haber vivido continuamente en Estados Unidos desde el 1 de enero de 2010 y tener pruebas que lo demuestren; poseer una actuación destacada en el ámbito profesional o académico; tener 15 años de edad para ser considerado candidato y estar en la nación cuando se envíe la solicitud al USCIS de tu estado.

Los dreamers pueden presentar su postulación al programa de Acción Diferida, el encargado de este beneficio. De acuerdo con Inmigración About, el solicitante debe entregar los documentos para certificar su edad, su pasaporte o cualquier documento emitido por inmigración que tenga fotos.

Además, consignar todas las pruebas relacionadas con los recaudos exigidos (récords de inmigración, viajes y trabajo; informes bancarios; impuestos).

Las ventajas que ofrece esta alternativa es que se retira cualquier amenaza de deportación y se obtiene un permiso de trabajo por dos años, con la posibilidad de extenderlo, indica el sitio web Peru.com. Los beneficiarios también pueden obtener una licencia de conducir.

Sin embargo, este programa no otorga la residencia permanente, pero se obtiene una presencia legal en el país. El USCIS detalla cada paso a seguir para calificar a esta iniciativa.

 

40 años residenciado en los Estados Unidos

Aquellas personas que han permanecido 40 años residenciados en el país tienen la posibilidad de tramitar su green card, siempre que no hayan cometido ningún delito.

Aunque implica muchísimos años de espera, es una opción para quienes han invertido su vida en ese lugar sin contar con la oportunidad de modificar su estatus migratorio. Los que reúnan este perfil deben haber vivido en el país antes del 1 de enero de 1972 y no tener antecedentes por violencia doméstica; terrorismo o tráfico de drogas, expresa Univision.

Para la pstulación, es necesario que la persona demuestre haber llegado en la fecha establecida; una copia traducida del acta de nacimiento; dos fotografías tamaño pasaporte; la visa con la que ingresó en esa ocasión (si la tuviera); los formulario I-485 y G-325 (este último solo si la persona es menor de 79 años de edad) y la copia de un documento de identificación, reseña Abogado de Inmigraciones.

El costo total de este trámite es de 1070 dólares. Se deben pagar 985 dólares para acceder al programa y 85 dólares para una prueba biométrica.

 

Víctimas de violencia en los EE UU

La visa U de no inmigrantes está destinada para quienes han sido víctima de agresiones en los Estados Unidos, entre los que se incluyen la violencia doméstica. Los solicitantes que hayan sido torturados, secuestrados, violados o extorsionados son potenciales candidatos para solicitar esta visa y posteriormente optar a una tarjeta de residencia.

Para estas situaciones, se debe presentar en el centro de servicio del USCIS de tu estado la evidencia de la denuncia y una declaración de los hechos; la planilla I-918 certificada por un oficial que confirme la colaboración del agraviado en la investigación penal. Todo este proceso es gratuito.

Ten presente que denuncias tan delicadas como estas requieren de asesoría de un abogado en todo momento. Inmigración About señala que hay que preparar muy bien el caso para evitar que cualquier testimonio pueda ser contraproducente y afectar tu estatus.

Una de las desventajas de este tipo de solicitudes es que hay una cantidad limitada de 10.000 visas para atender estas circunstancias, establece el USCIS. Sin embargo, al ser aprobada tendrá una vigencia de 4 años.

Para solicitar la green card, los beneficiarios de la visa U deben haber permanecido al menos 3 años en Estados Unidos y haber participado en las investigaciones con las autoridades para esclarecer las agresiones en su contra.

Otra de las ventajas es que se puede reclamar a familiares por medio de este documento. El servicio de inmigración precisa que para tramitar una extensión a los parientes es fundamental hacerlo antes de requerir la tarjeta de residencia.

 

Ajustar estatus por familiares

Un joven de mínimo 21 años de edad que sea ciudadano americano puede solicitar una green card para sus padres indocumentados, siempre que ellos hayan entrado de forma legal al país por medio de un puerto o aeropuerto. Los hijos también deben tener una estabilidad financiera o un juramento de apoyo económico de sus padres, asevera Inmigración About.

En otros casos en el que los cónyuges o hijos solteros sean quienes se encuentren en los Estados Unidos de forma ilegal, el residente permanente tendrá que entregar el formulario I-130 con los datos de sus familiares una vez que se actualice la fecha de prioridad de su categoría de visa de inmigrante.

Posteriormente, debe esperar la aprobación de la documentación para solicitar la modificación del estatus por medio de la planilla I-485.

El ajuste de estatus es permitido cuando se trata de reunificación familiar o empleo. Estos procedimientos se pueden llevar a cabo sin necesidad de estar en el país a través del programa de visas.

Estados Unidos ofrece variadas opciones para emigrar de forma legal o cambiar tu estatus migratorio, así que no esperes llegar allí para informarte de cuáles visas te facilitarán el proceso de encontrar un empleo y estudiar sin ningún inconveniente. No olvides conseguir un buen abogado y preparar todos tus documentos para el viaje.

publicidad_blog_entries publicidad_blog_entries

Contenido Relacionado