Pasos para emigrar: Cómo planificar sin desistir en el intento

Definir cuáles son los pasos para emigrar te ayudarán a organizarte en tu proceso y llevar a cabo todas las diligencias pertinentes sin que te quede nada por fuera. Abandonar tu país no es tarea sencilla, debido a que conlleva trámites, búsqueda de boletos y administrar el tiempo para compartir con tus seres queridos.

Hay quienes desisten de la idea cuándo detallan la lista de responsabilidades que asumen con la decisión. Por ello, te compartimos cuáles son las etapas indispensables que no debes pasar por alto.

 

Conoce los pasos qué debes seguir para planificar tu mudanza a otro país. Te compartimos una guía que te ayudará a organizarte eficientemente

Escoger destino

Una vez que ya estás determinado a emprender este nuevo reto, evaluaste las ventajas y desventajas, es momento de escoger un destino. En esas circunstancias en que no tienes una oferta laboral o planes de estudio, tienes que evaluar un montón de opciones, reducir la lista y finalmente quedarte con el lugar que te parece más adecuado.

Inmigrantes en Madrid considera que uno de los factores a tomar en cuenta es la oportunidad que te ofrece de regularizar tu estatus. Dentro de se ítem es necesario conocer el costo de los trámites, si tu perfil se adapta a los permisos o visados, así como también el tiempo estimado para resolver la solicitudes.

Ten presente que estar legal en un país te facilitará que se te abran las puertas. Los empleos y, a veces, la instituciones piden las visas correspondientes para que realices cualquier actividad.

Otro punto que también se considera fundamental es el empleo. Si tu idea de emigrar es crecer, adquirir experiencia o cambiar de ambiente laboral tendrás que revisar cuánta demanda hay en tu área y las posibilidades que tienen los extranjeros para sumarse al mercado laboral. Además, investigar cuál es el costo de vida en relación con los sueldos o salarios.

Por otra parte, no dejes por fuera el hecho de que el sitio te guste. Cuando sientes una atracción por una ciudad en particular este puede ser el punto de partida, pero no el único criterio para tu elección final.

Anota cuáles son las características que te deslumbran y búscalas en otros sitios. Tarde o temprano darás con uno que te cautiva, con oportunidades de trabajo y calidad de vida. Cuando desees resolver dudas, consulta en comunidades de inmigrantes para corroborar que estás en el camino que anhelas.

 

Legalizar documentos

El proceso de legalizar es quizás uno de los más agobiantes para todos, aunque dependerá de qué tan efectivo funcione el sistema en tu país. Se trata de validar los documentos en tu lugar de origen con el propósito de que sean reconocidos en la nación a la que llegarás.

Cuando ya has elegido tu destino, es imprescindible que verifiques si se encuentra dentro del apostillado de la Haya. De esta forma, sabrás qué gestiones necesitas para efectuar la certificación.

En esos casos en que requieras apostillar, el trámite es competencia de notarías, cancillerías o registros. Antes de asistir, pregunta si es necesario que tus documentos hayan sido acreditados por otra institución relacionada con el sector que los emitió (Ministerio de Educación o sedes de la policía).

La validación será distinta cuando la nación seleccionada no integre el convenio de La Haya. Puede que el Ministerio de Relaciones Exteriores sea el encargado de la legalización. Sin embargo, la legitimación final debe realizarla el consulado o embajada.

Procura no llevar todos los documentos que pienses que son importantes, separa los que te pedirán. Es la manera ideal de ahorrar tiempo, dinero y no agobiarte porque aún te falta mucho por hacer.

 

Renovar pasaporte / Tramitar visas

Tal vez parezca que es demasiado obvio comprobar que tu pasaporte esté vigente, pero es un detalle tan común que se olvida por otorgar prioridad a los otros trámites. Cabe destacar, que algunas aerolíneas y países solo permiten viajar cuando el pasaporte tiene una vigencia superior a seis meses, así que no te dejes llevar por la fecha que indica.

Si falta poco tiempo para el vencimiento, lo recomendable es renovarlo antes de marcharte porque podría generarte problemas durante tu estancia. Así te quitarás el dolor de cabeza que significa emitirlo nuevamente en el extranjero, donde suele demorar un poco más de lo acostumbrado.

Esta es una etapa que condiciona por completo el viaje. Averigua cuál es la duración del trámite y conforme a esos datos, agenda tus otras obligaciones.

Con relación a las visas que se requieren para entrar al país legal, el enfoque de mayor relevancia es el tiempo. En circunstancias en que consignas una gran cantidad de documentos y el proceso de revisión es exhaustivo, lo mejor es acudir en la fecha tope permitida o tomar una cita con anticipación.

Cuando concretes estas dos gestiones, tendrás la mitad de tu viaje asegurado.

 

Buscar alquileres

Algunos creen que es el paso final antes de emigrar, otros opinan que es fundamental ir conociendo y comparando precios para negociar. Sea cuál sea tu pensamiento conocer sobre los requisitos y tarifas es una fase que no debes obviar en tu organización.

Cada país tiene sitios web dedicados a los alquileres de residencias, por lo que no está de más echar un primer vistazo sobre las zonas económicas, las seguras y céntricas. Así determinarás cuál se ajusta a tu presupuesto y si es conveniente optar por un departamento o una habitación.

Recuerda no depositar nada sin verlo ni haber firmado un contrato. Una alternativa es intentar conversar con el propietario o la agencia que lo oferta para generar un ambiente de confianza y manifestarle tu interés.

Si prefieres caminar en el lugar con el objetivo de ahorrar, puedes quedarte en un hostal o en hoteles económicos. Unas de las páginas que gozan de mayor popularidad en esta tarea son Booking y Trivago, ambas te ayudan a alquilar, pagar según tus comodidades y disponen de una política de cancelación.

 

Comprar el boleto de avión

Desde que inicias el proceso es recomendable establecer una fecha y hacerle un seguimiento a los costos de los boletos para ese día. Antes de comprarlo, cerciórate de que será suficiente el tiempo para los trámites que necesites hacer.

Si no estás seguro, lo mejor es empezar a hacerlos cuando ya tengas una respuesta sobre la entrega de tus documentos validados; el pasaporte o tu visa.

Es probable que si es a pocos días del viaje sea un poco más costoso, pero te ahorrarás las tasas por cambio de fecha y el amargo momento que significa tener que organizar todo nuevamente. Además, las embajadas recomiendan que esperes a conocer si tu permiso fue aprobado.

Te aconsejamos que si ya tomaste la decisión, lo mejor es que empieces a hacer tus diligencias con un mínimo de seis meses antes de la fecha del viaje. Ese período dependerá de la duración de cada trámite en tu país, por lo que podrías necesitar más.

En esos casos de que tus planes sean con bastante antelación, no hay problema en comprar el boleto. No solo tendrás un precio competitivo (que en unos días aumentará), sino que los plazos serán acordes.

 

Teniendo claro cuáles son los pasos para emigrar, lo único que tendrás que hacer es actuar. Verifica los documentos que necesitarás e infórmate sobre cómo legalizarte en el país y así estarás preparado para afrontar cualquier reto. Recuerda escribirnos y te brindaremos los consejos que requerirás en tu adaptación.

publicidad_blog_entries publicidad_blog_entries

Contenido Relacionado