Cómo mantenerte motivado para cumplir tus propósitos de año nuevo

El 2017 ya está aquí y seguramente tienes una lista de propósitos de año nuevo preparados para llevar a cabo. Si eres inmigrante, querrás conseguir más éxitos en tu campo profesional o un nuevo trabajo. En caso de que aún estés en tu país, probablemente estarás en planes de emigrar pero no sabes cómo materializarlos.
No dejes que tus metas para este 2017 se queden en un papel. Mantén tu mente positiva, llénate de ganas y sigue estos consejos para no desistir en el proceso.

 

Enfócate en lo que realmente quieres

En vez de hacer una lista interminable de todo lo que te gustaría hacer, céntrate en aquello que para ti sea más importante y prioritario. No sirve de nada agrupar cientos de objetivos en un mismo plazo, cuando al final no podrás desarrollarlos.

Lo recomendable es hacer una lista pequeña pero bien especificada. Salud 180 sugiere que también tomes en cuenta la precisión al momento de escribirlas. Es decir, no solo es bajar de peso, sino cuántos kilos serán.

Para cumplir esta tarea debes sincerarte sobre tus verdaderas metas y, sobre todo, ser realista. Perderás el tiempo al colocar algo sobre lo que cambiarás de idea en pocos días y no te comprometerás en concretarlo.

 

Formula tus objetivos

Posiblemente, creías que enumerar tus deseos solo consistía en plasmarlos en un papel. Sin embargo, implica muchas cosas más al momento de su elaboración.

Con una base sólida en la formulación de los objetivos, cumplir tu plan anual será mucho más sencillo. Así que parte de la tarea para mantenerte motivado es marcarlos correctamente, debido a que allí radica la diferencia entre conseguirlos o fracasar.

Coaching para emprendedores aconseja que la redacción debe pensarse en positivo, debido a que esto condicionará tu estado emocional. Céntrate en la solución y no en lo que pierdes.

El sitio web menciona un ejemplo para dejar claro este paso. Vas a participar en una carrera y colocas “no llegar de último” entre tus visiones ¿en qué te estás enfocando? En el último lugar y en las preocupaciones que eso conllevaría.

Ante estas situaciones, una de las tácticas más utilizadas por los emprededores, es el método SMART.  El acrónimo SMART está compuesto por las primeras letras en inglés de las palabras específico (specific); medible (measurable) ; alcanzable (attainable); relevante (relevant ) y temporizado (time bound).

La S de specific explica que la delimitación tiene que ser lo más clara posible. No solo es conseguir un trabajo, sino indicar el sueldo que aspiras y el horario en que te gustaría.

En relación con la M de measurable, se refiere a ajustar cada ítem a patrones de medición cuantificables. Pymerang menciona situaciones como duración de una reunión, número de propuestas a presentar a un equipo o el número de ventas que te gustaría incrementar en comparación con un mes pasado

Seguidamente, la A de attainable señala que lo lógico es adaptarlos a tu situación actual, los límites que tienes, tus habilidades y talentos. Mientras que la R de relevant es el significado que individualmente poseen para ti, lo cual es indispensable. Si no sientes pasión, no encontrarás el impulso por más que insistas.

Finalmente, la T de time bound está vinculado a la fecha de inicio y caducidad. Universia asevera que esta es una forma de diferenciar un proyecto tangible de algún sueño imposible.

Resalta los acontecimientos destacados a lo largo de tu iniciativa, lo que te ofrecerá la posibilidad de evaluar su progresión y corregir los errores a tiempo. Ten en cuenta un calendario, el cual se convertirá en el mejor de tus aliados.

 

Coloca un plazo

Un poco de presión no está de más para recordarte que el tiempo está transcurriendo. Parte de ser preciso es colocar un plazo para realizar cada propósito y, de esta manera, tener dedicación exclusiva en que se concrete.

Por ello, fija una fecha realista para su cumplimiento, reseña Web consultas. Antes de hacerlo, implementa un proceso de introspección sobre cuánto tiempo necesitarás. Si esas metas están entre las que quieres efectuar en los próximos doce meses, clasifícala como tal y explica cómo te ayudará a lograr proyectos a largo plazo.

Al hacer una línea temporal y otorgarle visibilidad a tus planes, te entusiasmarás más en el trayecto. No te frustres cuando algo no salga como lo acordaste porque, cuando es algo que realmente quieres, encontrarás otras vías para llevarlo a cabo.

 

Elabora un plan de acción

Redactaste con claridad tus objetivos, les colocaste una fecha y ahora te preguntas cómo empezar a ejecutarlos. Un plan de acción es la mejor manera de guiarte sin necesidad de la improvisación.

El plan de acción es una estrategia común en los negocios para garantizar el cumplimiento de las metas. Para realizarlo, toma una hoja de papel y establece una distancia entre el presente y futuro. Terapia y Crecimiento Personal expresa que luego unas ambos puntos con los pasos de acción que pretendes llevar a cabo.

¿Qué hay que tomar en cuenta? Las razones para emprender ese reto, cómo afectará o agregará valor a tu vida. Además, el tiempo que demorará; las etapas; lo que necesitas hacer para llegar hasta donde quieres. Todo debe estar en un orden cronólogico y añadir los obstáculos que se vayan presentando, asegura el portal de negocios Mundo Virtual.

Posteriormente, señalar cómo procederías en caso de contratiempos, un plan adicional para que te mantengas en el camino y no te frustres. No dudes en hacer algún ajuste a tu proyecto inicial cuando algo no esté ofreciendo resultados. Las correcciones son fundamentales para evitar cualquier retraso.

 

Mantén tu mente positiva

Tu actitud frente a las circunstancias adversas condiciona que el proceso culmine con éxito. Todo lo reseñado tiene un valor especial para ti y eres el único que lo puede llevar a cabo.

Entrepreneur sugiere que, para pensar en positivo, comiences por agradecer lo que tienes y visualiza tu camino hacia el éxito. De esta forma, agregarás un incentivo cuando pierdas las ganas de continuar.

Evita persistir en las circunstancias negativas o reprocharte por lo sucedido. Al contrario, tómalo como aprendizaje y evalúa qué debes hacer diferente en un futuro para no repetirlo. No hay una ruta perfecta hacia el triunfo y cuando vives tropiezos, valorarás mucho más lo que has logrado.

 

Hazlo visible

Usa la creatividad a tu favor. Diviértete mientras elaboras tus propósitos y, preferiblemente, opta por hacerlos en una hoja de papel con colores y fácil de entender. Otorgarle ese toque llamativo es parte de esta práctica y de expresar tu personalidad en ese espacio. Al final, esa es la tarea, plantear los deseos que te mueven cada día.

Ubícalo en un lugar donde lo veas con facilidad. No solo te servirá para no olvidarlo, sino para recapitular qué tan encaminado estás o lo que falta para acercarte más a lo previsto.

Si decides escribirlos en tu celular, procura adaptarlo a los recordatorios o colocar alarmas cuando haya algún evento importante.

 

Los propósitos de año nuevo no tienen que ser una actividad rutinaria, sino convertirse en satisfacciones en las que pusiste todo tu empeño. Piensa en tus mayores anhelos, plásmalos en un papel y hazlos realidad en 2017. Salir del País te acompañará en cada paso que des con los mejores consejos para que te mantengas motivado.

Contenido Relacionado