Recomendaciones para rentar una vivienda en Canadá

Rentar una vivienda en Canadá es uno de los primeros pasos que debes realizar cuando emigras. Al tomar la decisión, en este punto tienes que prestar mucha atención: las zonas, seguridad, el costo y los requisitos que exige el arrendador para realizar el contrato son tan fundamentales como el dinero.

Sabemos que escoger una nueva residencia no es sencillo y queremos guiarte en este proceso. Alquilar no tiene por qué ser una tarea preocupante ni tediosa, por ello te traemos recomendaciones para que lo hagas con éxito.

 

Pregunta al propietario

Aunque en ocasiones las preguntas insistentes suelen ser incómodas, ayudan a despejar las dudas y a garantizar que el procedimiento sea transparente. Además, es el paso inicial para que corrobores o descartes las alternativas, dependiendo a si se adaptan a los que estás buscando.

La Corporación de Vivienda de Canadá sugiere que tus interrogantes estén enfocadas a las condiciones impuestas por el propietario, los servicios que se incluyen y otras de interés como la aceptación de mascotas. El sitio web explica que en el país es ilegal que no te permitan rentar por tener niños.

Sí, puedes plantear todas las inquietudes que estén en tu mente, es esencial que conozcas a fondo el vecindario y el total de costos que asumirás antes de formalizar el trato. Recuerda que el dueño también tiene derecho a interactuar contigo, con el objetivo de conocerte mejor, pero hay información confidencial que bajo ningún concepto estás obligado a revelar.

Por ejemplo, es aceptable que deseen saber acerca de tus créditos personales, deudas, referencias personales y quienes vivirán contigo. Sin embargo, es una violación a tus derechos cuando las preguntas abordan temas como tu origen étnico, religión, preferencia sexual; estado civil o número de seguro social.

Recuerda que las leyes cambian entre provincias y territorios, así que no te sorprendas al encontrar algunas modificaciones. En caso de que requieras ayuda adicional, consulta a un asesor inmobiliario o a un abogado.

 

¿Dónde buscar?

Empezar a filtrar las viviendas disponibles por provincias y territorios tiende a ser una tarea titánica y agotadora. Lo mejor es que determines donde trabajarás o estudiarás y, sobre la base de eso, veas cuáles son las zonas seguras o acordes a tu presupuesto.

Seguidamente, será sencillo localizar las áreas aledañas o con un buen transporte para que no demores en llegar a tus actividades. Todos los medios son válidos, no obstante, lo ideal es consultar periódicos locales, revisar los carteles con anuncios en la ciudad,  acudir con un agente de bienes raíces o visitar directamente los vecindarios.

El internet es una herramienta muy útil y complementaria. Existen decenas de sitios web que agrupan ofertas de acuerdo con las regiones. Algunos de ellos son Rent Faster y Rent Board, donde solo debes indicar el nombre de lugar y en minutos obtendrás una lista de resultados.

 

Condiciones para el pago

Como te mencionamos, las condiciones para alquilar una propiedad varían en el territorio. Y una de las preguntas más comunes es ¿Qué debo pagar en Canadá al momento de formalizar el contrato?. La respuesta es que la decisión está a criterio del arrendador, pero podrían solicitarte depósitos de seguridad, alquiler del primer mes o el mes anterior.

El gobierno de Canadá indica que los depósitos se utilizan para cubrir cualquier daño potencial a las instalaciones y se devuelven cuando no se registraron inconvenientes. Esta garantía no debería superar el monto de la renta.  En Quebec está prohibido requerir dinero aparte del primer mes.

En cuanto al pago del primer mes y el mes anterior, es un criterio aceptado. El dueño generalmente pide el mes anterior para materializar la negociación y el otro al momento de mudarte.

 

Historial de crédito

En Canadá, el historial de crédito es muy importante para arrendar. Con una búsqueda extensa, es probable que encuentres propietarios más flexibles, sin embargo, la mayoría quiere tener certeza de que cuentas con los suficiente para efectuar el pago mensual.

El informe crediticio puede afectar o potenciarte como el inquilino ideal, ya que son muchos los que ejecutan una evaluación exhaustiva antes de tomar la decisión. En caso de que no poseas este recaudo, necesitarás un garante.

El garante es la persona que certifica que se hará cargo de los costos si tú no puedes. La intención debe estar respaldada por un buen historial de crédito. Para la verificación, es viable que te consulten sobre tu número de seguro social, aunque no es obligatorio compartirlo. Existen otros medios que permitirán que el dueño acceda a dicha información.

 

El contrato de alquiler

Llegó el momento en el que el arrendador y tú sellarán el compromiso de respetar una normativa. El contrato define  los términos aceptados por ambos y servirá como prueba ante una posible disputa legal. Al firmar, estás de acuerdo con los establecido, así que procura leerlo detenidamente y, de ser posible, revisarlo con un abogado.

En Canadá, el contrato especifica los nombres, direcciones e información de contacto del propietario y el inquilino;  el tiempo de permanencia; el precio mensual y la fecha en que se deben pagar los servicios.

Adicionalmente, quedan claras las condiciones para la rescisión cuando haya incumplimiento de uno de los involucrados. Otro dato importante, es que señala cuándo se puede aumentar el alquiler y el porcentaje del incremento. De esta manera, se logrará que ambas partes alcancen un consenso.

 

Rentar una vivienda en Canadá te ofrecerá estabilidad mientras te abres paso en esta nueva meta. Investiga las legislaciones en tu provincia y territorio, cuéntanos tu experiencia. Queremos compartirla con aquellos que inician este proceso.

publicidad_blog_entries publicidad_blog_entries

Contenido Relacionado