Cómo tramitar tu visa de turista para Canadá

La visa de turista para Canadá es un requisito que deben cumplir algunos ciudadanos procedentes de una lista de países establecidos. El trámite se realiza ante la embajada canadiense más cercana o a través de una plataforma en línea.

Con solo unos pasos, disfrutarás de los atractivos que ofrece Canadá, en un ambiente de seguridad, tranquilidad y multiculturalidad. Si estás pensando en elegirlo como tu próximo destino, te compartimos una guía para que consigas gestionar tu permiso con éxito y tengas las mejores vacaciones de tu vida.

 

La visa de turista para Canadá te permitirá disfrutar de unas vacaciones inolvidables. Te explicamos los que necesitarás para obtenerla

 

Determina tu elegibilidad

Puede que no estés al tanto si a los residentes de tu país se les exige visa o una autorización electrónica para entrar al territorio. En este caso, el primer paso es determinar cuáles son los criterios de elegibilidad.

Para facilitarte esta tarea, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía dispone de un cuestionario que te dirá cuando la requieras, con solo contestar unas pocas preguntas. Después de obtener un resultado es momento de juntar una serie de recaudos e iniciar el trámite ya sea en línea o presencial, pero eso lo explicaremos más adelante.

Las exigencias y documentos son:

-Pasaporte vigente

-Gozar de buena salud

-No tener antecedentes penales

-La documentación que servirá para demostrar al oficial de inmigración que cuentas con vínculos (trabajo, propiedades, activos financieros o familiares) que te forzaran a retornar.

-Constancia de fondos suficientes para los gastos durante tu estancia

-Es posible que se solicite un examen médico o una carta de invitación. Comunícate con el consulado embajada más cercana.

 

Postulaciones en línea

Para efectuar la solicitud en línea es indispensable que respondas un test sobre tu objetivo de viaje, la duración de tu viaje, nacionalidad e información familiar. Al calificar a este mecanismo,  necesitarás tener acceso a un escáner, para digitalizar tus recaudos, y una tarjeta de crédito que te permitirá pagar las tasas.

Deberás crearte una cuenta utilizando tu información bancaria (Sign-in Partner) o de la base de datos del gobierno de Canadá (GCKey). Sign-In Partners es un proveedor internacional de soluciones, afiliado a entidades bancarias, mientras que GCKey es la plataforma para acceder a los servicios del gobierno canadiense.

Basta con introducir tu usuario y completar los formularios que se presentan. Sigue las instrucciones y adjunta los documentos cuando el sistema lo solicite. Probablemente, tendrás que acercarte a un centro de solicitud de visa para registrar tus datos biométricos.

Al concluir esta etapa, es el turno de pagar la visa de turista, la cual tiene un costo de de 100 dólares canadienses y es válida hasta por 10 años.

Después de hacer el trámite, puede tardar hasta cinco días para que se refleje en tu cuenta. Los tiempos de procesamiento son variados, están condicionados al tipo de visa y al país donde te encuentres. Por lo general, demora entre 6 y 15 días. Haz clic aquí y obtén esta información personalizada.

 

Postulaciones presenciales

En la postulación presencial, tendrás que ubicar tu centro de solicitud de visa e indagar previamente si necesitarás tomar una cita. Es el ente autorizado para recabar tus datos biométricos, remitir tus documentos a la oficina de visados, revisarlos y hacerle seguimiento a tu caso.

Asegúrate de poseer la documentación completa (traducida cuando estén en idiomas diferentes al inglés o francés) y anexarle los formularios. El personal examinará con atención los recaudos y pautará una entrevista si lo considera esencial, aunque en varias naciones esta última parte es obligatoria.

En la entrevista, el objetivo es demostrarle al agente que tienes razones que te atan a tu país, por lo que no tienes intención de quedarte en Canadá. Posteriormente, recibirás una notificación sobre los resultados.

El precio por persona es de 100 dólares canadienses y $CAN 85 por la información biométrica.

 

Permanencia en Canadá

Una visa de turismo no es garantía de que podrás ingresar al territorio, no importa la duración que tenga. La decisión está a cargo del agente que te atienda en el control migratorio, quien te hará preguntas sobre tu viaje, donde te hospedarás, el tiempo de estadía y, en algunas circunstancias, cuanto dinero traes contigo.

La mayoría de los visitantes recibe la autorización para quedarse seis meses. Cuando no sea así, se te especificará el lapso de permanencia con un sello en el pasaporte.

 

Diferencia entre una sola entrada y una visa de entrada múltiple

Como su nombre lo indica, una visa de una sola entrada hace referencia a un ingreso único fundamentado en razones específicas, por ejemplo un evento. Para retornar al territorio, será indispensable gestionar un nuevo permiso.

La visa de entrada múltiple es la que se le concede a la mayoría de los turistas. El beneficio es que te permite entrar y salir del país las veces que desees, con estadías de un máximo de seis meses. Cuando se termine el tiempo por el que fue expedida (lo común son diez años) tendrás que renovarla.

 

Con tu visa de turista para viajar a Canadá, podrás comprobar porque es catalogado como uno de los mejores países del mundo. Síguenos y descubre las grandes virtudes que tiene para ofrecerte este gran país.

publicidad_blog_entries publicidad_blog_entries

Contenido Relacionado