Tres mitos sobre el ajuste de estatus migratorio en Estados Unidos

El ajuste de estatus migratorio en Estados Unidos es una de las prioridades de los inmigrantes que llegan sin acogerse a ningún programa de visado. Muchos de ellos optan por quedarse hasta que caduque su estancia de turista con la finalidad de conseguir oportunidades, sin saber que eso podría afectar su legalización en el futuro.

Con respecto al tema de cómo obtener un permiso dentro del territorio, hay muchos mitos y desinformación. Existen quienes se encargan de difundir datos poco precisos o falsos que terminan propagándose con facilidad y generan confusión en quienes consideran este país como su próximo destino.

Te compartimos tres mitos muy populares sobre los métodos regularización.

 

El ajuste migratorio en Estados Unidos es una de las prioridades de los inmigrantes que llegan sin acogerse a ningún programa de visado. Muchos de ellos optan por quedarse hasta que caduque su estancia de turista con la finalidad de conseguir oportunidades, sin saber que eso podría afectar su legalización en el futuro.

 

“Al vivir 10 años dentro del país ya calificó a la residencia”

Es quizás uno de los más comunes y el que engaña a muchos inmigrantes que llegan en busca del llamado sueño americano. Según este mito, aquella persona que tenga diez años dentro de la nación sin ningún tipo de permiso, con buena conducta y solvencia puede acogerse a una supuesta ley que le garantizará la residencia permanente.

El Thought Co explica que es una concepción errónea sobre un beneficio destinado a quienes enfrentan un proceso de deportación.

En estas circunstancias, se opta a una cancelación de la remoción, para lo cual se debe tener un caso abierto en una corte de inmigración; haber vivido diez años continuos en EE UU; buena conducta y sin antecedentes penales, así como también ser familiar directo (padre, madre, hijo, hija o espos@) de un ciudadano americano o residente permanente legal.

El objetivo es demostrar que si te deportan, representaría una dureza excepcional para el residente estadounidense. Como comprenderás son procedimientos legales arduos y complicados, por lo que es fundamental un abogado.

Mario Russell, abogado de Caridades Católica, expresó a El Diario de Nueva York que los resultados varían dependiendo del fiscal y del juez. Además, solo 4,000 inmigrantes pueden obtener la cancelación de deportación cada año, una cifra que rige a escala nacional.

Solo es posible tomar esta alternativa cuando hay una orden de deportación. Es una especie de último recurso.

Algunos abogados o notarios estafan a sus clientes haciéndoles creer que esta legislación les ayudará a regularizar su situación, pero en realidad introducen los documentos sobre la base del asilo político. Cuando reciben el permiso de trabajo, creen que lo obtuvieron amparados por la “Ley de los 10 años”. La peor parte es que les remitirán una citación a la corte y, al no reunir el perfil, estarán en riesgo de deportación.

Es fundamental que contrates a un abogado acreditado por la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA).

 

“Fui víctima de la delincuencia en mi país y solicitaré asilo político”

El asilo político es uno de los tópicos que se malinterpreta con frecuencia y se toma con ligereza sin evaluar las consecuencias. Ten presente que si pierdes el caso o tus motivos no son lo suficientemente convincentes, serás expulsado del país.  

El Servicio de Inmigración estadounidense tiene una definición de “Temor Real”. Para ellos, son quienes están aterrados de regresar a su país porque han sido perseguidos o podrían serlo por su raza, religión, nacionalidad, membresía en grupo social particular u opinión política.

El postulante necesita comprobar con evidencias que hay una posibilidad significativa de tortura o muerte en su lugar de origen. En esta situación, también necesita un asesor legal, debido a que es un camino difícil, largo y riesgoso.

En nuestro artículo Cómo saber si califico para la solicitud de asilo político en Estados Unidos te comentamos que argumentar haber sido víctima del hampa común o de la escasez de alimentos no son razones suficientemente poderosas.

No todos los casos son iguales así que no te dejes guiar por una sola opinión. El asilo político es una mala opción cuando intentas usar una “vía rápida”, lo cual te puede salir muy caro.

 

“Al casarme con un ciudadano puedo obtener inmediatamente la residencia permanente”

Estados Unidos es una nación con trámites bastante estrictos, por lo que el matrimonio tampoco es una solución sencilla. Producto de la cantidad de personas que cada año pagan a residentes permanentes con la intención de legalizarse, el servicio de inmigración investiga con detenimiento a los ciudadanos que se casan con extranjeros.

Las uniones se fundamentan en cuatro principios: legalidad, buena fe, presencia en la boda y soltería. Tienen que ser avaladas en el sitio donde se realizan y quedar constancia de que es un acto de amor.

Cuando se contraen nupcias, no se obtiene la green card inmediatamente. El inmigrante podría recibir una residencia permanente condicional que tiene una duración de dos años y no es renovable. En el período previo de 90 días a cumplir el otorgamiento, debe solicitar la remoción de las condiciones.

Yahoo asegura que los dos años se empiezan a contar cuando se recibe la residencia, no desde la fecha de la boda. Si cuando llega el documento, ha pasado un tiempo superior, se obtendrá la residencia definitiva de una vez.

En caso de recibir la residencia condicionada, ambos tendrán que demostrar que efectivamente no fue una relación por interés y es posible que se les llame a una entrevista si hay sospechas (no siempre pasa). Thought Co señala que las interrogantes pretenden conocer su historia en pareja y qué los impulsó a formalizarla. De los resultados dependerá, que se revoque la cláusula.

No son preguntas sencillas. Están centradas en su noviazgo, la vida en común y en familia. Si se demuestra que es un matrimonio por conveniencia, las sanciones que acarrearía son graves.

Es recomendable acudir con un especialista de migración antes de hacer planes de este tipo, aun cuando tu relación sea honesta. No todos los indocumentados pueden acceder a los permisos casándose con un ciudadano, así que lo mejor es plantear tu caso de forma individual especialmente si ingresaste ilegalmente por una frontera.

 

El ajuste de estatus migratorio en Estados Unidos es un tema que debe ser investigado con profundidad y, sobre todo, contar con asesoría. Seguimos acompañándote e informándote sobre lo que necesitas para emigrar a este maravilloso país.

publicidad_blog_entries publicidad_blog_entries

Contenido Relacionado