Tres países en los que obtienes la nacionalidad por nacimiento

Pese a la variedad de leyes de inmigración a escala mundial, son muchos los países que permiten obtener la nacionalidad por nacimiento. Es decir, aquellos que nazcan en su territorio pasarán a tener los derechos de un ciudadano con solo certificarlo ante un registro civil.

Muchos inmigrantes se apegan a esta legislación para insertarse en una sociedad, en la cual les gustaría forjarse un futuro. A continuación te enumeramos 3 lugares donde existe esta posibilidad.

 

Estados Unidos

 

Estados unidos el país más conocido por obtener la ciudadanía por nacimiento

 

Estados Unidos es quizás uno de los ejemplos más conocidos. El bufete de abogados Vanessa Elmaleh y Asociados explica que, de acuerdo con la enmienda 14 de la Constitución, una de las condiciones para obtener la ciudadanía es haber nacido en el país sin importar la nacionalidad de los padres.

Cada estado es responsable de la emisión del acta de nacimiento (Birth Certificate). Cuando la madre da a luz en el hospital, se le otorgará un formulario con la información que constará en el documento, el cual debe rellenar en su totalidad y firmarlo. Es indispensable verificar que los datos estén correctos, revisarlo con la pareja u a otro familiar para evitar errores.

Oregon Advocates reseña que, luego de entregarlos al personal del centro médico, recibirá una carta para ratificar el contenido de la planilla y proceder a enviarlo al Registro Civil del Estado. El proceso demora una seis semanas.

Posteriormente, con una copia del Birth Certificate, puede comenzar el trámite del pasaporte, la ciudadanía del niño, y le garantizará la integración al seguro social y a una licencia de conducir en un futuro. Además, será ciudadano de por vida, a menos que renuncie a ese derecho o lo pierda.

Si planea viajar a Estados Unidos para el nacimiento, es importante llevar consigo documentos adicionales como el acta de matrimonio o cualquiera que acredite su nacionalidad (licencia de conducir, su credencial de identidad con foto).

Recuerde que cada estado posee su normativa. Hace dos años, inmigrantes indocumentados de Texas denunciaron que les impedían efectuar este proceso porque las autoridades les exigían el pasaporte con la visa vigente, publicó BBC Mundo.  

Aunque con la nacionalidad vienen intrínsecos muchos beneficios, los padres se someten a riesgos en el caso de que cuenten con una visa de turista y no dispongan de un seguro médico.

Inmigración About expresa que, al no contar con un financiamiento para el parto, este es cubierto por la empresa gubernamental Medicaid de Emergencia. Esta situación genera una deuda con el Estado, por lo que su visa podría ser revocada o cancelada sin notificarle por convertirse “en una carga pública para el gobierno americano”.

Además, se expone a no obtener la renovación; la del pasaporte de su hijo o representará un obstáculo cuando él/ella  llegue a los 21 años y quiera reclamarlo para la residencia sobre la base del criterio de “familiares de ciudadanos estadounidenses”.

En relación con los principios para optar a la ciudadanía por nacimiento, los únicos excluidos son los hijos de diplomáticos, aunque tienen la posibilidad de obtener la residencia permanente si reúnen los criterios de elegibilidad, los cuales consisten en demostrar que permaneció en EE UU de manera ininterrumpida.

Los niños con, al menos, un padre estadounidense también adquieren este derecho al nacer en el extranjero o al solicitarlo antes de cumplir la mayoría de edad. El servicio de inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) establece otras condiciones en las que es posible nacionalizarse a través de los padres.

 

Argentina

Argentina país de América Latina que ofrece la posibilidad de obtener nacionalidad en el momento del nacimiento

 

La mayoría de los países de América Latina ofrecen la posibilidad de obtener la nacionalidad automáticamente en el momento del nacimiento. Argentina adoptó esta premisa desde 1869 y aún se mantiene vigente.

La Ley Nº 346 de Nacionalidad, en su primer artículo, establece que son argentinos “todos los individuos nacidos en el territorio de la República, sea cual fuere la nacionalidad de sus padres, con excepción de los hijos de ministros extranjeros y miembros de la legación residentes en la República”.

La legislación es similar a la estadounidense. Uno de los beneficios de esta nación es que tiene un sistema de salud gratuito y óptimo, en el que no hay impedimentos para la atención de extranjeros.

El proceso es sencillo y son pocos los documentos requeridos. En el centro de salud, te entregarán el certificado de nacimiento— avalado por el médico u obstetra con el sello del hospital o clínica— el cual llevarás al registro civil.

En el caso de Buenos Aires, se debe solicitar una cita en el sitio web del gobierno, completando la información del centro médico donde se llevó a cabo el parto. Seguidamente, tendrás la posibilidad de escoger si deseas acudir a un registro específico, fecha determinada o a la más próxima.

En otras provincias como, por ejemplo, Tucumán, las inscripciones son por orden de llegada, asevera la autoridad encargada del trámite. El plazo para la presentación del bebé siempre será de un máximo de 40 días.

Al asistir ese día, se pedirá original y copia  del acta de matrimonio (cuando los padres estén casados); el Documento Nacional de Identidad argentino o pasaporte y un acta de juramento que corrobore el acuerdo alcanzado para los apellidos del niño.

Si no se logra un consenso en el orden de los apellidos, se realizará mediante un sorteo. En varias situaciones, se necesitará la presencia de hasta dos testigos o documentos adicionales. Todo el trámite es gratuito.

En ese momento, se le otorgará el acta de nacimiento y la constancia de que el DNI del bebé está en proceso. En 15 días, recibirá en su domicilio el DNI, para lo cual tendrá que mostrar los dos documentos entregados en el Registro Civil.

 

Chile

Chile también permite obtener la ciudadanía a los nacidos en su territorio, aunque sus padres sean extranjeros

 

Chile es otro de los países latinoamericanos que confiere la ciudadanía a los nacidos en su territorio, aunque sus padres sean extranjeros. Su Carta Magna se fundamenta en los mismos criterios que los países anteriores, es decir, las restricciones aplican solamente para los hijos de diplomáticos.

La nación posee uno de los sistemas de salud más desarrollados de sudamérica y en 2016 ocupó el puesto 33 (entre 190 naciones) en los rankings de la Organización Mundial de la Salud por encima de Estados Unidos, asegura Just Landed.

El registro del nacimiento se efectúa en hospitales o clínicas, específicamente en las oficinas o suboficinas del Servicio de Registro Civil e Identificación. El organismo es el encargado de asignar el Rol Único Nacional (RUN) y un certificado de nacimiento.

El RUN es un número único e irrepetible que certifica la nacionalidad, así el portador no resida en el territorio. Es también asignado a los extranjeros que se encuentren en Chile, de manera temporal o definitiva.

Para iniciar el proceso, se debe consignar el comprobante del parto y el nombre de la madre; cédula de identidad de quien inicia el trámite (padre o madre) o un poder simple con los datos de los tres miembros familiares cuando lo realice un tercero.  Sobre la información que se reseña en el acta, se puede consultar en el servicio de registro chileno.

Si no están casados, cualquiera de los padres puede reconocer al niño posteriormente con una escritura pública otorgada ante un notario. La gestión no tiene costo y es obligatorio que se haga a más tardar 30 días del nacimiento.

Una de las ventajas para lo inmigrantes que residen en Chile con una visa temporaria, es que al tener un niño son candidatos a una visa de permanencia definitiva por vínculo con un ciudadano. Si reúnes este perfil, en el departamento de extranjería hallarás más detalles sobre los requisitos.

Cabe destacar, que el sistema de salud chileno público y privado se rige por esquemas de pagos obtenidos por aseguradoras o el Fondo Nacional de Salud, este último pagado con los ingresos de los impuestos obligatorios de los trabajadores.

El blog Venezolano en Chile aclara que al llegar en calidad de turista se garantizará la atención, pero no la cobertura económica. Por ello, es recomendable viajar con un seguro internacional e indagar con anticipación si es aceptado en el centro de salud donde nacerá tu hijo.

 

¿Y Europa?

En los países de Europa la nacionalidad se hereda en orden descendente o cuando los padres han regularizado su situación un permiso de residencia

 

En los países europeos prevalece el “ius sanguinis”, traducido como el derecho de sangre. La nacionalidad se hereda en orden descendente o cuando los padres han regularizado su situación con un permiso de residencia.

En España, los hijos de extranjeros nacidos en su territorio tienen garantizada la ciudadanía en el caso de que la legislación de los padres no se las otorgue o que ambos carezcan de una, señala el Ministerio de Exteriores.

Francia adopta una política parecida y establece en su Código Civil que “el simple nacimiento en Francia no implica la atribución de la nacionalidad francesa más que a los niños nacidos de padres desconocidos, apátridas, o de padres extranjeros que no pueden transmitirle su nacionalidad”.

Si deseas más información sobre los métodos para obtenerla, escríbenos para compartir contigo sobre este tema.

La nacionalidad por nacimiento conlleva muchos beneficios para el futuro del niño y representa una motivación perfecta para cambiar de ambiente cuando no estás satisfecho con tu situación actual. Cualquier duda, no dudes en preguntarnos para guiarte en tus gestiones.

Contenido Relacionado